Delmira Agustini

EL POETA Y LA ILUSIÓN

La princesita hipsipilo, la vibrátil filigrana,
- Princesita ojos turquesas esculpida en porcelana -
Llamó una noche a mi puerta con sus manitas de lis.
Vibró el cristal de su voz como una flauta galana.

-Yo sé que tu vida es gris.
Yo tengo el alma de rosa, frescuras de flor temprana,
Vengo de un bello país
A ser tu musa y tu hermana !-

Un abrazo de alabastro... luego en el clavel sonoro
De su boca, miel suavísima; nube de perfume y oro
La pomposa cabellera me inundó como un diluvio.
O miel, frescuras, perfumes !... Súbito el sueño, la sombra
Que embriaga... Y, cuando despierto,
el sol que alumbra en mi alfombra
Un falso rubí muy rojo y un falso rizo muy rubio !