Betty Alter

SOL

 

Sol era realmente un sol de criatura, nació un día soleado, el calor apabullaba a la madre y por tal motivo le pusieron Sol. Entró como un rayo de luz a esa familia y creció con alegría, simpática y jocosa desde pequeña. Era querida por todo el que la conocía.
Así llegó a los18 años y le presentaron a un joven de 24 años del que se enamoró perdidamente y se casó con él. Sus padres estaban muy enojados porque no le gustaba ese muchacho. Pero Sol decía que era su vida y se casaría pronto. Sucedió a los 4 meses y se fue del país...
Él le dijo que tenia negocios en Ciudad del Cabo y que era de familia muy rica. Que sus padres vivían allí. Se despidió de su familia llorando y subieron a un avión que los llevaría primero a Brasil y luego cruzarían a África.
Llegaron a San Pablo y estando en sala de transito, Sol observó como Diego se acercaba a unos jóvenes y charlaban de un modo que le llamó la atención. Parecía que discutían, tardó más de lo debido y apenas llamaron para embarcar, él los dejó,
la tomó del brazo a Sol un poco bruscamente y se la llevó al interior del avión.
No le quiso contar qué pasaba y de una forma que la sorprendió le dijo que no se metiera en sus negocios. Quedó muy decepcionada con esa respuesta y no le habló hasta que él en la cena intentó llegar nuevamente a ella. Pero Sol estaba muy seria.
Llegaron a Ciudad de Cabo y los esperaban unos hombres que tampoco le gustaron.
-¿Dónde están tus padres?
Él le contestó - ellos nos llevarán a la mansión.
Sol sintió tantas ganas de no subir a ese auto. Pero lo hizo.
La llevaron a una hermosa casa después de viajar varias horas, pero no a Ciudad de Cabo. Ella ni se fijó el avión hacia dónde iba, llegaron a otra ciudad más al Norte.
Él la llevó con sus valijas al cuarto hermosísimo y le dijo que iba a volver en un rato.
Cerró la puerta con llave y nunca más volvió.
La tragedia de Sol estaba en marcha... la engañaron y la trajeron a un prostíbulo de lujo, donde una madame la entrevistó y le dijo o hacía lo que debía o directamente la mataban.
Sus padres no sabrían nunca donde ella se encontraba. Que desgracia en sus jóvenes 18 años. Tuvo que elegir o ser prostituta o morir. Así eran las cosas con esa gente.
Estaba todo arreglado de antemano... y según se enteró la discusión que Diego tuvo en Brasil es porque querían que ella quedara allí en un prostíbulo y no siguiera el viaje.
El sufrimiento de Sol fue tremendo... le tocó todo tipo de hombres, jóvenes, viejos, de todas las etnias, lo único que soñaba ella era vivir para escaparse de allí y volver algún día a su hogar.
Así pasaron 2 largos años... y cuando cumplió 20 y le dijo a la madame... Le hicieron una fiesta entre todas las prostitutas y algunos clientes.
Había un muchacho joven de unos 30 años que siempre la buscaba a ella con quien tenia algo más que sexo.
Tenía diálogo, se quedaban charlando y él pagaba doble por esa charla.
Cuando se animó, le contó todo lo que le sucedía... y él le prometió ayudarla.
Un día este joven llamado Luis le propuso a la Madame pagarle bastante y que dejara a Sol y 2 prostitutas más para que fueran a la casa de unos amigos. Que allí querían hacer una fiesta.
La madame no quería, dijo que iba a tener problemas con los jefes pero era tanta la plata que le daban que optó por aceptar.

Cuando estaban en la casa de Luis... éste tenía planeado que Sol se escapara, dejó a las otras chicas con 2 amigos y él con Sol tomaron un auto y desaparecieron.
Los caminos eran largos y calurosos, tuvieron que parar más de una vez, iban hacia el Norte, querían llegar lo más al Norte que pudieran.
Luis se había enamorado de Sol, la quería para él y la quería ayudar. En su guantera había un revolver, Sol ya lo había visto y él le dijo que era por seguridad.
Hicieron 2 días de recorrido cuando vieron que un helicóptero los seguía. De pronto desapareció.
Al llegar al pueblo fueron a un Hotel pequeño y Sol le dijo que iba a comprar fruta y que enseguida volvía. Salió del hotel y mientras estaba a una cuadra escuchó un estruendo y tiros... con los ojos que se le salían de las orbitas vio como el auto de su amigo Luis era baleado en las ruedas y como lo sacaron a Luis de los pelos del Hotel y lo mataron.
Sol quedó inmóvil, no podía reaccionar y optó por irse alejando y entró en una peluquería chiquita que vio. La simpática negra le preguntó qué quería hacerse y le pidió que le cortara el pelo y la tiñera de morocha. Al menos intentaba cambiar su fisonomía inmediatamente.
Estaba temblando cuando Vera, que así se llamaba la mujer de color que la atendía, le preguntó si la podía ayudar en algo. Las dos comenzaron a hablar de lo que había pasado y Vera le comentó que esto era a menudo, eran las mafias de la prostitución y las drogas que no perdonaban traiciones. Que a ella le pasó con una hermana y se la mataron y los odiaba con toda el alma. Que si los pudiera matar lo haría.
Una hora después desesperada antes de tener que irse, Sol le contó a Vera toda su historia. Sintió que esa mujer negra la iba a proteger. Y así fue.
Esa noche la llevo a su casa y estuvo encerrada 4 días hasta que Vera le dijo que se habían ido que buscaron a una mujer por todos lados pero quien iba a pensar que podía estar en esa casa,
Trabajó en la peluquería ayudándola a Vera durante 6 meses cuando tuvo para el pasaje en ómnibus que la dejaría bien al Norte del lugar donde estaba. La abrazó fuerte y se fue. Vera le dio dinero aparte bastante, ella estaba en muy buena posición.
En el camino mientras viajaba pensaba... ¿por qué tenia que quedar después de tanto dolor todo así, como si no hubiera pasado nada en su vida?
En el primer paso que pararon se bajó y volvió al pueblo donde estaba Vera.
Todo esto habían hecho de Sol una mujer curtida, fuerte y con mucho veneno en su interior y por encima de todo con un ansia de venganza que ni ella misma podía creer.
Vera cuando la vio se puso tan contenta se había encariñado con Sol y se llevaban muy bien.
Lo primero que le contó eran sus intenciones. Vera le dijo que sería imposible pero que ella ayudaría en todo lo que pudiera.
Lo primero que aprendió Sol fue a ser una experta tiradora de armas. Demoró en aprender pero era increíble, donde ponía el ojo, ponía la bala.
Soñaba con matar a Diego, encontrarlo al menos. Y a la Madame.
Ya su vida no valía nada, no quería volver a su país, sus padres la debían de dar por muerta.
Ella viviría para vengarse y desmantelar esa red de prostitución. No sabía cómo empezar pero algo con el tiempo se le iba a ocurrir.
Vera tenía mucha familia y que viajaban al pueblo donde estaba la mansión.
Allí era un lugar donde había permanentemente unas 30 chicas que trabajaban para ellos. La mayoría las habían traído de diferentes lugares de Sudamérica. Que era donde las chicas le ofrecían viajar o casamiento y eran tan ingenuas. Como en l940 que varias organizaciones hacían lo mismo al revés. Las traían de Polonia, Hungría etc. a Sud América.
Había adelgazado un montón y lo primero que hizo es vestirse de hombre, cortarse el pelo bien cortito y pasar por un muchacho. Y lo consiguió.
En la mansión la madame ya no estaba desde que dejó salir a Sol y las dos prostitutas. No se sabía qué había pasado con ella, simplemente desapareció.
Por lo tanto, arriesgándose entró a la mansión buscando a una prostituta que era amiga de ella. Pagó por tiempo doble. Cuando entró a la habitación y vio a Diana, ésta no la reconoció lo que le alegró el alma pues nadie la iba a reconocer así.
Se dio a conocer y se abrazaron y lloraron juntas...
-Pensé que habías muerto-
-No sabes qué pasó después de tu partida. A la madame la mataron, y las dos chicas que fueron contigo no las encontraron. ¿Qué haces de nuevo aquí? ¿Por qué volviste? Estás loca.
-Sí, de odio y sed de vengarme. ¿Has visto a Diego por aquí?
-Sólo los principios de mes viene con chicas nuevas.-
Sol le contó a Diana lo que pensaba hacer y el motivo de su vuelta y quería que ella viera cuántas chicas estaban con ganas de salir de toda esa vida y volver a sus hogares o irse para otros lados.
Diana prometió hacerlo, que le diera una semana, tendría que hacer todo con cautela, y ver que nadie le contara a la nueva madame.
Ella vendría una vez por semana para no levantar sospechas
Los primeros días de mes se pasó en el aeropuerto esperando ver a Diego, ya que le dijeron que siempre llegaba en esa fecha.
Una mañana tuvo suerte, lo vio llegar abrazado con una chica joven como ella.
Vio su oportunidad y se puso en contacto con la familia de Vera que eran los que la ayudaban en todo, ellos querían vengar la muerte de la hermana de ella.
Sabía de memoria el camino a recorrer hacia la mansión. Lo siguieron en dos coches... en la ruta en un paraje desolado... uno de los autos lo pasó y lo interceptó... quedando ella en el de atrás.
Paró el auto y Diego salió furibundo... no tuvo tiempo de nada, dos negros enormes lo tomaron de los brazos y lo pusieron de rodillas.
Sol bajó lentamente y se acercó a él que al verla la miró unos minutos y la reconoció a pesar de su pelo corto y su estilo de vestimenta.
La chica adentro del auto temblaba y lloraba. La sacaron de allí y la pusieron en el auto de Sol. Sol lo miró fijamente... y le dijo
- Cuánto daño me has hecho a mi y a tantas otras.-
Diego imploraba como un cobarde cuando vio la mirada de odio de Sol. Pedía por su vida, pero Sol no lo escuchaba. Desenfundó la pistola que llevaba con ella y sin dudar un segundo, le pegó dos certeros disparan uno en la frente, otro en el corazón. No quiso dudar que pudiera sobrevivir. Al menos ése no haría más daño a nadie.
Corrieron el auto unos cuantos metros hacia la parte de árboles y ahí quedó. Lo dejaron suponiendo que cuando lo encontraran las alimañas se lo hubieran devorado... Y se fueron los dos autos hacia el norte.
La chica lloraba desconsoladamente... no se daba cuenta que le habían salvado de una vida promiscua y triste. Pero sólo al que se ocupaba de traer chicas había liquidado. Faltaban a todos los que estaban en la Mansión.
Ese Lunes Sol entró a la mansión y pidió por Diana.
-Te gusta esa prostituta, siempre pides por ella le dijo la nueva madame.
- Sí, ya me acostumbré a ella le contestó Sol con tono de voz grave.
Diana se abrazó a ella cuando estuvieron juntas y le contó que menos 2 chicas que estaban hace años, todas querían escaparse y volver a sus casas o al menos no estar más allí.
Comenzaron a preparar la estrategia que Sol tenía. Era toda una comandante, la vida la había hecho dura y fuerte. No dudaba en lo que iba a hacer.
2 horas después salió del cuarto y fue a hablar con la Madame. Le dijo que tenia varios amigos que llegaban del norte y que necesitaba dos prostitutas por cada uno de sus amigos, ellos pagaban bien y que quería que trajera comida y bebida porque querían antes de entrar en las habitaciones festejar los 25 años de uno de ellos.
Le dijo que había varios negros con mucho dinero.
La madame le dijo que le contestaría, que tenía que hablar con sus dos patrones que eran los que regenteaban el lugar.
Recibió la respuesta rápida pero que ellos iban a estar allí también.
Bingo, se dijo a sí misma... iban a estar los tres malditos que ella conocía.
Tres días después, la fiesta estaba organizada... los negros en sus autos tenían varios tanques de nafta, en total llegaron 15 entre blancos y negros.
Diana se puso detrás de las dos que no iban a querer intervenir en esta escapatoria.
Sol ya las tenía vistas.
La fiesta empezó... comían, bebían... se abrazaban y tocaban... Diana y Sol eran dos artistas en medio de todo lo que allí pasaba.
Nadie se percató como le estaban poniendo en el sótano los balones de nafta.
Se le convidó a la guardia para que participara del evento y entre copa y copa ni se dieron cuenta de nada.
Cuando decidieron irse a los cuartos a seguir y tener sexo... Sol se acercó a sus tres odiados y recordados patrones. Junto con 3 más los rodearon... en ese momento de algarabía... se llevaron a las chicas a los autos... quedaron sólo Sol, Diana y los 3 hermanos negros de Vera... y la madame. En un cerrar y abrir de ojos.. estaban atados de pies y manos. Sol los miró fijamente, sacó su pistola y a cada uno le descerrajó un tiro. Salió con una sonrisa en la boca y le prendieron fuego a la Mansión.
Esos tres tampoco harían daño ni la madame tampoco. Ella era peor que ellos, mujer y todo lo que le hacia a las pobres chicas que llegaban.
Varios autos enfilaron el camino del Norte con chicas llorosas dentro de ellos pero con qué satisfacción atisbaban por los vidrios de los autos viendo como en medio del solitario lugar no quedaban ni vestigios de la Mansión.
Su venganza había llegado lejos... tenía tanto dolor Sol por todo lo que pasó en esos dos años que cuando llegaron a donde vivía Vera... lo único que le dijo.
- Misión cumplida, esos no joden a más nadie. Dale a las chicas donde dormir que mañana nos ocuparemos de ver como las ayudaremos a salir de aquí.
Sol se fue a acostar cansada sumida en una desesperación... era una asesina.
Pero la habían marcado a fuego. Sabía que tenía que desaparecer, la iban a buscar los otros socios los que en su momento habían mandado el helicóptero.
La mayoría de las chicas se fueron a la ciudad más al norte que había donde acudieron a sus consulados y les explicaron todo lo que había pasado para que le dieran pasaportes para volver a su país.
Algunas no quisieron volver, estaban avergonzadas. Pero cuando se dieron cuenta no tenían a quien buscar ya no estaban más en África.
Sólo quedaba Sol... que no sabía qué hacer con su vida.
La familia de Vera era gente de dinero... eran negros pero de la clase alta de ese lugar... tenían tierras y le ofrecieron a Sol quedarse... con otro nombre y la iban a tener como si fuera familia.
Pero Sol estaba cansada... como estarían sus pobres padres... la habrían llorado por muerta.
Fue a su embajada y contó lo que había pasado, todos los del lugar sabían que la mansión había sido incendiada... Pero no sabían quién había sido.
Sol se hizo pasar por una de las tantas chicas que se salvaron, le dieron un pasaporte y viajó con el dinero que tenía a su país.
La despedida de Vera y su familia fue muy fuerte... cuánto habían luchado para terminar al menos con este grupo.
Sabían que iban a venir otros... iguales o peores... pero estos al menos no harían más daño.
Un domingo temprano llegó Sol a su país... sola sin testigos... y se fue directo al barrio de donde nunca tenía que haber salido. Una vecina la reconoció... y la abrazó... aprovechó para pedirle que le contara que había pasado mientras ella no estuvo.....
Su padre había muerto de disgusto, la consideraron desaparecida y que nunca iba a volver...
Su madre vivía en una angustia constante... y su hermana menor trabajaba. Vivían muy tristemente recordando esa hija que un día se fue para desaparecer y nunca tener más una novedad.
La hicieron buscar por INTERPOL... pero no eran gente de dinero, pronto la búsqueda quedó sin efecto. Y le dijeron que seguirían buscando.
Cómo hacer para volver a su casa, a los brazos de su madre, de su hermana... de la familia toda.
Le pidió a la vecina el teléfono... y llamó...
- MAMA..........MAMA.....
Un silencio absoluto... y a continuación un grito desesperado...
Sollllll ......Solllll mi hija querida - ¿Dónde estás? ...... Solllll
Los gritos de la madre lo sentían en ese domingo silencioso todos los vecinos de alrededor de la casa.
-Mama , mama estoy bien, sólo sal a la calle y me verás... y colgó saliendo por la puerta a su casa.
La puerta de enfrente se abrió con desesperación y Sol vio a su madre. Sólo fue cruzar la calle y abrazarse con una fuerza que se sentía el crujir de los huesos.
La madre la besaba, no lo podía creer... Sol estaba ahí después de más de 3 largos años.
Los vecinos salieron ante los gritos... y... lentamente después de saludos entró a su casa abrazada de su madre y de su hermana......
Sol sólo le pidió a la madre que ese día no le preguntara, que ella cuando pudiera le contaría.
La madre se dio cuenta que su hija había pasado una tragedia.... y sólo la besaba y abrazaba.
Pasaron varios días hasta que Sol le pudo explicar a su madre la mitad de todo, para qué contarle y que sufriera más.
Al mes abrió un lugar especial de PROTECCIÓN A LA PROSTITUTAS PROALAPRO.
Se dedicó a salvar chicas que estaban en la prostitución y a las que no podía porque ya se habían acostumbrado, al menos las alentaba para que no trabajaran para ningún hombre, si lo hacían que fuera sólo para ellas.
Sol no era feliz... Siempre estaba triste... no se le iban de los ojos ni de su mente todo lo que había pasado.
Le parecía una película algo que a ella no le había sucedido... pero le sucedió.
Años después entró en un convento y tomó los hábitos.
Su cuerpo no quería saber de hombres... su corazón no podía recibir nada... sólo quería dar... y de la única forma que podía hacerlo era a través de dios.
Se hizo monja y se sentía más feliz de ayudar al prójimo, y cuando escuchó que un grupo sería destinado a ir a África, ella pidió que la mandara.
Habían pasado 15 largos años cuando pisó nuevamente el pueblo donde vivía Vera.
Se había convertido en una ciudad... importante...
La buscó... y tocó el timbre de su casa...
Vera abrió la puerta y vio una monja que le sonreía y le estiraba los brazos...Tardó unos minutos pero la reconoció inmediatamente..... Abrazadas lloraban todo lo que habían sufrido.
Sol tenía paz en su vida... estuvo un mes allí en ese lugar y luego la destinaron a otros lugares, y pasó así el tiempo.
Falleció joven, tenia apenas 50 años....
Y en su tumba dice..

                      

SOL QUIEN TRAJO LUZ Y ESPERANZA
DE LA OSCURIDAD A TODOS LOS QUE
LA RECUERDAN CON AMOR...

VERA
                                 

                                                                                                                          Betty Alter