Betty Alter

UNA NIÑA MENTIROSA 


Celia desde chiquita era mentirosa, si rompía un plato que a ella se le cayó, fue su hermana, Susana

Si desaparecía algún juego que ella escondió era su hermano Gabriel 

y así como actuaba en su casa era en la escuela.

Al principio sus padres retaban a sus hermanos y la maestra lo mismo, a otros compañeros pues Celia era muy viva para endilgarle, al otro todo lo que ella hacia y estaba mal.

Un día tanto sus padres como su maestra se dieron cuenta del juego que ella hacia y comenzaron ambos a castigarla por sus propias acciones.

Ella no se inmutaba y seguía creciendo con esa forma de ser pero ya conocida por su familia. Y sus compañeros

Paso lo mismo en el liceo y llego a la facultad.

Donde al año dejo de estudiar, por su forma de ser, no la quería nadie.

No se entendía porque era así y la derivaron a un psicólogo para que la ayudara.

En las primeras sesiones iba todo normal, el psicólogo era un hombre de unos 35 años, apuesto, casado con 2 hijos.

Y Celia comenzó a contar su infancia y contestar todo las preguntas que se le hacia pero con una inteligencia sutil, iba dejando entrever

Que sus padres le castigaban prohibiéndole lo que le gustaba mucho por sus mentiras, que su hermano, la había querido toquetear, que su hermana siempre la envidio porque era mas linda que ella.

Y toda una tramoya inventaba dignas de un artista de primera línea, pues ella aparte de contar lloraba y se detenía con la mirada medio extraviada.

El psicólogo sabía de todo su pasado y tomaba con mucha altura todo lo que contaba, escribiendo lo que mas le interesaba,

Cuando uno miente tanto como Celia queda envuelto en sus propias mentiras.

-Cuando trato tu hermano de abusarte-

-Desde que era niña. Contesto con soltura.-

-Y tus padres te pegaban los dos o tu padre solo-

-Mi papá solo y siempre en la cola cuando era chica y lo hacia bajándome las bombachas-

-No le parece que eso era un poco también abusar de mí-

Durante 1 mes estudio el psicólogo el panorama que Celia le contaba.

Y se preguntaba entre tanta mentira algo tendría que haber pasado en la vida de esta joven para que fuera así.

Un día mientras escribía, Celia le puso la mano encima de la de él, y le dijo 

-Gracias por todo lo que quiere ayudarme-

Ud. es la única persona que hace algo por mí-

Se lo decía con tanta tristeza que lo conmovió por un momento.

Pero el tenia que ser equitativo con sus pacientes, esta chica le llamaba la atención, 

Tanta mentira habría algo de verdad...en todo lo que contaba.

Hizo 2 sesiones con la familia separada, sus padres y sus dos hermanos.

Celia era la más pequeña tenia una diferencia de 3 años con la hermana y 5 con su hermano.

Los hallo a todos contestando normalmente, no vislumbraba nada raro en la familia.

Solo un detalle le llamo la atención.

La madre dijo al pasar que ella vino al mundo de casualidad porque no querían tener más hijos y que como ambos trabajaban la que la crió desde pequeña a Celia fue la empleada.

Patricia

¿Quien era esa empleada?

Una persona que estuvo en la casa desde que Celia nació.

Cuando se encontró nuevamente con su pacienta, le pregunto directamente 

Que sentía por Patricia la que la crió de niña.

Nunca había percibido un odio en la mirada tan grande como la que vio en Celia.

-Fue una empleada que se ocupo de mí cuando era niña, ya que mis padres no podían hacerlo, ellos pudieron ocuparse de mis hermanos pero no de mí-

Ahí esta el hilo de la costura que no encontraba.

Patricia la empleada algo había pasado que Celia callo y no contó.

Trato en todas las sesiones de que Patricia estuviera presente.

No lo pudo lograr, ella desviaba con habilidad el tema y pasaba a otro.

Después de 3 meses de terapia de ir 2 veces por semana.

El psicólogo la derivo a un Psiquiatra que se especializaba en casos raro con hipnosis.

Increíblemente esta contó, dejando en claro a través de su terapia que el psicólogo había tratado de abusar de ella.

Todos las dejaban hasta este ultimo que se había un poco encariñado con el también y la paso a otro profesional

Porque no podían llegar a ella.

Nadie podía llegar a saber su tremendo secreto que ella guardaría el resto de su vida.

Celia tenia 19 años, se sentía la muchacha mas desdichada del mundo, y ahora este psiquiatra de nuevo indagando en su vida, otra vez repetirá toda su historia plagada de mentiras.

El psiquiatra llamado Enrique la observo durante breves minutos, la acostó en el diván y de alguna forma que solo ellos saben la hizo dormir.

Y comenzó ha preguntarle de Patricia... como había sido su infancia.

En sueños ella gritaba

“NO ME TOQUES, SACALO DE ENCIMA MIO”.

Y lloraba en el sueño, lloraba pidiendo por mama, donde estas?

¿Porque no venia nadie? Y nombraba a sus hermanos... y no le contestaban.

Algo grave paso en la vida de niña de esta adolescente que tanto mentía.

La despertó lentamente y le dijo que había sido suficiente. Por el día y que volviera en 2 semanas.

Llamaron a los padres y este le pregunto sobre Patricia que había sido de la vida de ella hacia años que no trabajaba más en la casa.

Y este les dijo que lo más importante para ayudar a su hija eran dos cosas.

Denunciarla a la policía por corrupción porque algo le había hecho esta mujer y encontrarla para saber en verdad que paso.

Los padres le dijeron que como era la más chica, la empleada dormía con ella. En un dormitorio que estaba echo especialmente detrás de la cocina, lo habían agrandado y estaba muy bien puesto pero que siempre estuvo en todo momento Patricia con ella.


La buscaron, la policía, ellos fueron de parientes y conocidos. Hasta que la localizaron en la provincia lejos de la capital

La policía la fue a buscar con una orden de captura por corrupción de menores. a pedido del psiquiatra. que había hablado con el juez

Patricia estaba alelada porque de repente esta interrupción en su vida, ella bien había querido olvidar todo su pasado.

La llevaron detenida, y el psiquiatra pidió que quería tener varias sesiones con ella hasta aclarar que había pasado en la vida de esta familia.

Celia sufría, era evidente y lo tapaba con sus mentiras.

Patricia estaba con temor y se negaba a hablar.

Pero después de varias veces que estuvo con este hombre que entendía mucho de la mente humana y de sus complicaciones 

Salió la terrible verdad.

Patricia había criado a la niña como si fuera su hija cuando Celia tenia 5 años, una noche el papá entro a su cuarto y la obligo a Patricia a tener relaciones con ella., y diciéndole que la echaría a los perros si abría la boca.

Es posible que alguna noche ya que esto se repitió durante bastante tiempo, la nena escuchara algo, pero lo peor de todo fue la noche que Celia se quedo dormida en su cama.

Y ella se fue a dormir a la de la niña, tendría 8 años.

Estaba oscuro y parece que el padre se tiro desnudo encima de ella sin darse cuenta que estaba la niña y esta empezó a gritar 

“NO ME TOQUES SACAMELO DE ENCIMA”.

Sucedió todo rápidamente y el salió disparando del cuarto, cuando Patricia prendió la luz, Celia temblaba estaba totalmente en shock....

La trato de calmar y se durmió en sus brazos... a partir de ese día nunca mas volvió el patrón de ella a entrar al dormitorio.

Pero Patricia era una jovencita ignorante de afuera, a ella le podían hacer lo que querían pero que no la tocaran a la nena,

Cosa que sucedió.

Al otro día enfrento a su patrón que volvió a repetirle que la echaría a los perro, pero esta vez Patricia envalentonada le dijo que le contaría a la esposa y que la nena sabia todo.

Esto hizo que guardara silencio, y la dejara tranquila pero al final le echaron las culpas a ella de que le enseñaba a mentir a la niña-

Celia olvido esa noche... o se sabe porque a partir de ese momento comenzó a inventar todo lo que hacia, a echar culpas a portarse mal...

Algo había pasado en su pequeña vida que no recordaba lo de esa noche.

Y el pensativo Psiquiatra, esbozo una sonrisa, había llegado a lo profundo de esta historia...

Pero como iba a ser el futuro.

Si bien podía ayudar a Celia, como enfocaría la vida de esa familia, con un padre corrupto, y una mamá ausente.

Los hijos mayores se habían casado.

Tuvo una reunión con el Psicólogo que la había atendido primero y charlaron sobre todo lo que Patricia les contó, como enfrentar todo eso.?

Cuantas veces los patrones abusaban de jóvenes que venían del interior a trabajar y callaban siempre.

Pero lo triste de todo es que Patricia tenia un hijo del patrón, cuando ella se vio embarazada se fue de un día para el otro de la casa y guardo silencio absoluto como siempre.

La criatura era un varón.

Lo primero que hicieron entre los dos es llamar a Celia y hacerla recordar que es lo que paso en su vida de niña en las noches cuando dormía con Patricia.

Fueron sesiones muy duras pero lograron por fin que ella hablara que recordara algo que nunca olvido, que mintió siempre para no separarse de Patricia alguien a quien ella quería con locura y de pronto un día se fue sin decirle ni siquiera adiós. y tanto dolor origino que

Todo en su vida era culpar a los demás por todo el daño que le habían hecho a ella.

No la quisieron cuando nació 

Porque se la dieron a una empleada para que la criara

Porque su padre entraba por las noches al cuarto cuando pensaban que ella dormía, pero esa noche sintió la desnudez de su padre que pensando que era Patricia y Grito con todas sus fuerzas “ ME TOQUES, SACALO DE ENCIMA MIO”

Era lo que le pedía a Patricia, pero cuando el padre al momento se dio cuenta que era la niña escapo de la habitación.

Esa era la triste historia.

De UNA NENA MENTIROSA

Ahora lo que importaba era salvar a Celia y que ella después de hablar de contar toda su verdad... pudiera encontrarse con su vieja y querida nana.

Ambos profesionales de acuerdo, llamaron a Patricia a la que habían hecho que su entrada a la policía fuera borrada por un error y la hicieron que se encontrara con Patricia. 

Que encuentro más emotivo

Se vieron y se abrazaron sintiendo cada una todo el amor que un día se profesaron. y que nunca olvidaron.

-Mi chiquita le decía Patricia, perdóname porque te deje, pero estaba embarazada de tu papá tenes un hermanito 

-Nunca me tenias que haber dejado tenias que defenderme y me dejaste sola-

-Yo era una chica ignorante, no sabia lo que hacia. Perdóname

Y seguían abrazadas. Llorando la desventura que la vida las envolvió.

Pero gracias a 2 excelentes profesionales que vislumbraron que había algo más detrás de tanta mentira.


Ambos sugirieron lo mejor que les pareció para el futuro de la vida de esa joven

Que Celia se fuera a vivir con su hermano y Patricia.

Que se alejara de su hogar donde fue tan infeliz.

De que le valdría ahora decirles a sus hermanos la verdad.

Su madre que vivía en el limbo, y adoraba a su padre que era lo más importante para ella, que hubiera sucedido se decía lo que pasó.

Solo llamaron al padre bajo la promesa que no le dirían de la existencia del hijo de Patricia.

Esta no quería verlo nunca más 

Cuando el padre llego, solo sin la mama y vio la cara de los profesionales, entendió que toda la verdad se sabía.

Solo se disculpo diciendo que fue una mala pasada del destino que la niña estuviera en la cama de Patricia,

Que nunca mas volvió a entrar a ese dormitorio y que era joven y no sabia lo que hacia.

Todos dicen lo mismo, nadie sabe lo que hacen, pero bien que cuando tienen que hacer las cosas solo piensan en si mismos y en sus propios deseos.

Pidió que guardaran silencio con su familia, que seria tremendo que supieran la verdad 

Que ya bastante daño sufrió Celia y que aceptaba que sé fuera de la casa.

Ya le explicaría a su mujer y sus hijos que esto le haría bien a Celia por toda la problemática que tuvo toda la vida.

Y así termino esta historia tremenda de esta NENA MENTIROSA solo porque tuvo que callarse la boca de ver a un padre que entraba furtivamente en el dormitorio para mantener relaciones con la empleada a la que ella adoraba, y un día al quedarse dormida en la cama de ella, sintió por un momento la desnudez de su padre gritando para que se lo sacaran de encima ...

Ese grito tapaba cada mentira de lo que había pasado.

Cosas de defensa de la mente de una niña frente a lo que nunca tenia que haber sucedido.

A Celia le costo mucho empezar una vida con Patricia pero se querían tanto y el padre siempre le puso dinero en la cuenta del banco que el le abrió para que no pasara pesares.

Nunca supo de la existencia de su hijo, murió de una sobredosis que tomo de tranquilizantes... desde que se supo la verdad no podía dormir de noche... y era un calvario recordar para el todo y el temor de que se supiera y tener que enfrentar a la familia.

Celia hoy es una joven que intenta ser normal, adora a su hermanito, y cuando se entero que su padre falleció no fue al entierro.

Vive su vida en la provincia con Patricia y solo una vez por año va a ver a su madre y hermanos que siempre la miran como si fuera una persona rara... como siempre escucho decir.

Para que sacar a luz tanta tristeza a ella la ayudo su psicólogo y su psiquiatra.

Siempre los llama a ambos a saludarlos y decirles como esta, trabaja y espera

Que la vida le brinde un amor verdadero que la haga feliz y que olvide realmente todo su pasado.

                                                                                                                                                       Betty Alter