Betty Alter

Sueños de millonaria  



Ese era el sueño de Luisa, vestir bien comprarse autos tener empleadas, vivir en una mansión y mientras 

soñaba vivía en un pequeño pueblito cerca de Durazno

En ese tiempo tuvo un varón con un muchacho y una hija con otro.

Su madre le ayudaba a criar a los hijos.

Siempre discutía con ella porque hacia cosas que no debía y andaba con gente de mala calaña

Un día la madre la hecho de la casa no la soportaba más,

Dijo que ella criaría a sus hijos a los que adoraba., Luisa mucha mala sangre no se hizo

Y así se fue una mañana en el ómnibus de Onda rumbo a Montevideo.

Allí encontró rápidamente un trabajo en una casa de gente muy rica 

dijo que venia de afuera y que la ayudaran y así entro de empleada domestica.

Luisa era muy bonita alta rubia de hermosos ojos negros.

Su andar por la casa limpiando y agachándose y provocando a Julián el hijo de los patrones. Era algo de todos los días.

Ella observaba picaramente como la miraba el joven y vio su oportunidad de conquistarlo

No demoro mucho en que este cayera en la redes de Luisa.

Un muy corto noviazgo a escondidas y

Se caso contra la voluntad de los padres que no la querían para nada.

Luisa era altanera, no tenía un dejo de humildad y solo quería acomodarse con el hijo de los patrones

Julián tremendamente enamorado fijo fecha de bodas y se casaron por civil y por iglesia.

Le compro un vestido de novia de princesa lo cual ella lucio con todo esplendor.

Caminaba del brazo de un amigo que la llevaba al altar, con una sonrisa sarcástica

Había conseguido lo que quería.

Julián sabia que ella tenia 2 hijos pero se caso con la condición de que nunca los iba a trae.

Ella acepto total los cuidaba bien la madre. 

Sus suegros eran muy ricos y le regalaron a Julián una hermosa casa, 

No residieron mucho tiempo en ella porque pronto la vendió ya que le ofrecieron hacer negocios en Sao Paulo

Y allí se fueron a vivir 

Julián comenzó con fabricas de tejido de punto con la que hizo mas dinero que el que sus padres tenían

Luisa vivía como una reina una lujosa casa 3 empleadas coches invitaba gente, se había pulido bastante y habían tenido dos hijos.

A los que quería mucho al estar con Julián y como el la trataba y la vida que le daba empezó a quererlo 

Y adoraba a los dos niños.

Quizás esta vida no la odiaba como la anterior y por eso a estos hijos los veía de otra forma 

de José y Alicia ni se acordaba

Pasaron bastantes años cuando muy joven a Julián le vino una enfermedad Terminal y falleció al poco tiempo dejando a Luisa con todas las fabricas, autos y una fortuna. Que ni sabía manejar.

Ella solo sabía gastar...

A los pocos meses y sin tener conocimiento de nada, de los negocios de su marido, la fortuna se iba evaporando.

Rabiosa porque era feliz y se le termino esa felicidad

Comenzó a andar con hombres mas jóvenes que prácticamente ella pagaba todo y cuando veían que no había mas plata la dejaban.

Hicieron lo mismo con ella, como un día ella hizo con Julián....todo por dinero.

En esta vida todo lo que va siempre vuelve de alguna forma

Comenzó con una fábrica a cerrarse y así sucesivamente

Las otras fueron cerrándose en meses venideros

Y las personas que tenia a su lado trataron de sacar provecho de la situación.

A los dos años lo único que le quedaba a Luisa era la mansión en que vivía. Y muy poco dinero en efectivo

Sus suegros pusieron toda su fortuna a nombre de los nietos que no lo podrían tocar hasta su mayoría de edad

Y a ella no volvieron a prestarle ningún tipo de ayuda

Decidió llamar a los otros hijos, ya que recibió la noticia que su madre había muerto

Uno se había ido a Europa a probar fortuna ya que ella egoístamente nunca los ayudo 

Ese hijo era un drogadicto que

luchaba por salir cada día, pero entraba más en ese mundo de droga.

Cuando su hermana le aviso que su madre los estaba llamando un odio atroz lo hizo volver con todas las intenciones de hacerle pagar a Luisa todo el daño que el sentía que ella le ocasiono por el abandono de ellos y de su propia madre.

Y cuando fue rica nunca los ayudo

Volvió al Uruguay y junto con su hermana en ómnibus viajaron a Sao Paulo.

Estos eran desconocidos para su madre se encontraron y se saludaron muy fríamente.

Los hermanitos estaban contentos de conocer a hermanos mayores que de pronto aparecían en sus vidas

Pero José que solo tenia odio en el alma apenas si los saludo.

Diciéndoles 

-Uds. tuvieron suerte la tuvieron a mi madre siempre-

Luisa se dio cuenta tarde el daño que ocasiono y trataba de remediarlo

Todo fue un desastre José buscaba pelea , le sacaba plata para la droga, a cada rato le decía cuanto la odiaba

.Luisa solo quería unir a la familia lo único que consiguió que todo fuera un caos 

y que es lo que hizo, para no escuchar reproches cobardemente comenzó a beber y venir borracha a casa diciéndoles a todos que si no les gustaba que se fueran

Pero a donde iban a ir.

Alicia era tan buena que enseguida sus hermanos la quisieron y se ocupaba de toda la casa ya estaba acostumbrada de ayudar a su abuelita

Paso un tiempo mas y

Ya no tenían para comer y decidió vender la mansión porque le daban buen dinero

Sus sueños de millonaria se habían realizado pero ahora empezaba la decadencia triste de su vida.

Los suegros tuvieron que firmar para la venta de la casa porque también estaba a nombre de ellos ya que era tan fastuosa que ayudaron al hijo a comprarla en su momento con la condición que estuviera a nombre de ellos también

esto favoreció a los chicos ya que tuvieron buen recaudo de comprarles un departamento mas chico y poner el resto del dinero en una cuenta para que los hermanos vivieran. les daba tanta pena ver a esos hermanos de sus nietos y pensaron que ayudándolos a todos se iban a unir.

Una parte del dinero se la dieron a Luisa

Él mas chico de los hermanitos llamado Leo solía sentarse en las rodillas de su hermano mayor abrazarlo besarlo jugar con el y decirle que lo quería mucho.

Esto a José le hacia tanto bien..necesitaba afecto y luchaba para salir de la droga los abuelos de sus hermanos le pagaron para que entrara en un lugar especial 

Después de varios meses volvió bien y se puso al frente de la casa de sus hermanos al ver lo borracha que venia su madre, cada vez peor.

Los 4 hermanos comenzaron a quererse mucho los abuelos estaban atrás de ellos y los mayores también los llamaban de abuelos.

Tanta bondad tenía, tanto los ayudaban, era una familia unida.

Los hijos mas chicos al ver a su madre así cada vez se alejaban mas de ella porque si se acercaban a hablarle recibían un bofetazo, lógico que Luisa ni sabia lo que hacia pero lentamente el cariño que un día le profesaban su hijos mas pequeños se estaba esfumando como todo su dinero..

Así como un día abandono a sus hijos mayores y se fue hizo lo mismo con todos.

Un buen día se levanto después de una borrachera y se fue y no volvió.

Nadie la extraño.

Se había abandonado físicamente, dejo una carta que estaba segura que los abuelos se ocuparían de todo.

Y volvió a las andadas con hombres y llego a una degradación total

A cobrar por sexo.

Un día la encontraron en la habitación donde vivía enferma y la llevaron a un hospital.

Tenía Sida.....

Luisa se sentía la peor mujer del mundo.

Pero en ese hospital había hermanas de la caridad que ayudaban a todos los pobres dolientes.

Una de esas hermanas la asistió y ayudo al ver en que se había convertido esa mujer que se veía que un día fue hermosa, y tratar de recupérala.

Le contó a la hermana su vida y que se merecía todo lo que le estaba pasando y que quería morirse

Ya su vida no le interesaba a nadie y con razón.

Sola sin su familla, y sus sueños de millonaria que un día hizo realidad se habían evaporado.

Se dedico a cocinar en un geriátrico muy humilde que la hermanita le había conseguido y allí se sentía bien ayudando a los ancianos a que pudieran comer ya que por si mismo no lo podían hacer 

De noche hacia guardias y cobraba aparte. para tener unos pesitos mas que ahora los veneraba cada vez que cobraba.

Llamaba a sus hijos y les contaba que ya no se emborrachaba mas, que trabajaba y que trataría de purificar su alma para volver como debía hacia ellos,

los mas chicos querían a la madre y los mayores tenían recuerdos algunos buenos

Por lo tanto con el tiempo y las llamadas de Luisa producía que se acercara un poco mas hacia los 4 hijos.

Ella estaba por cumplir años y les pidió que quería estar junto a ellos ese día y si la recibirían.

Le contestaron que si y la esperaron ese sábado que llegaba a la mañana.

Sorprendió a sus hijos con su vestimenta, simple pantalón con una a blusa, zapatos bajos, el pelo sin teñir canoso ya

Sin pintura y venida muy a menos.

Se conmovieron cuando la vieron.....los beso a cada uno...y les pidió que se sentaran en la mesa que quería hablar con ellos

A los dos mayores le pidió perdón llorando, que ella era joven que no sabia lo que hacia y cuando se caso con Julián era tanta el ansia de ser rica solo pensaba en ella.

A los dos hijos les juro que amo a su padre que a ellos los adoro pero cuando Julián murió ella quedo sin esa fuerza que le daba su esposo y se sintió que sin el,

ella no era nada como al principio. de su vida cuando lo conoció

.Pero este tiempo trabajando desde abajo, sola y con el cariño de los ancianos solitarios se dio cuenta de todo el mal que ella hizo.

Quería formar nuevamente una familia unida, que si tenia que pedir perdón a cada uno de rodillas lo haría pero que le dieran otra oportunidad.

Todos lloraban Luisa les había llegado al alma con sus palabras.

Estaba cambiada.

Ya no quería ser millonaria, solo tener el amor de sus 4 hijos y vivir con ellos.

Un abrazo de los 5 juntos sello esa mañana en que cumplía 52 años su sueño de amor, ternura que ansiaba recuperar de sus hijos.

Lo pudo conseguir, pidió un tiempo para dejar el geriátrico.

Y volvió 

Dándose cuenta que los millones van y vienen

pero el amor real de la familia no tiene precio

Y eso en la vida hay que saber conquistarlo y mantenerlo.

La verdadera fortuna. no se cuenta con los dedos se cuenta con el corazón.

Lamentablemente Luisa no llego a convivir con sus hijos

La tuvieron que internar nuevamente y falleció al poco tiempo.

Su vida de borracheras, mala alimentación, y el sida habían hecho estragos en su cuerpo y su corazón no lo resistió.

Llego a despedirse de sus hijos que estuvieron a su lado.

Y les dejo un mensaje.

-Sueñen con ser buenas personas, con hacer bien al prójimo yo tuve sueños de millonaria y lo pague muy caro

Cuando me di cuenta de lo que hice de mi vida ya fue tarde-

-Estén siempre juntos y piensen que vuestra madre de alguna forma los quiso, pero que me arrepentí de todo y eso ténganlo en cuenta cuando piensen en mi-

Dos días después se fue.

Los suegros pagaron todo lo concerniente a su velatorio y la pusieron al lado de su hijo.

Ellos no olvidaron cuanto la amo Julián al menos él fue feliz el tiempo que estuvieron juntos.

Los dos descansan en paz..

                                                                                                                                                       Betty Alter