poesías

de Hebert

Mi Viejo

 

Siete años yo tenía
cuando a mi casa llegaron,
y nuestra puerta golpearon
aquellos dos policías.

La tristeza de aquel día
está grabada en mi mente,
con mi madre en forma urgente
nos fuimos al hospital,
y allí ...a la izquierda, al entrar
en la salita de espera,
nos avisó la enfermera
que él viejo en un accidente,
se pegó un golpe en la frente
al caer de una escalera.

Como internado quedó
a mi casa no volví,
y en el baño me escondí
allí en el mismo hospital...
...mi padre me precisaba
y aunque mi madre llorara
no le podía fallar!

Fui a la sala en que él estaba,
y en un sillón me acosté,
y cuando al fin desperté
a la mañana siguiente,
me dijo un doctor presente
sin dejar de sonreír...
...andá a tu casa a dormir
y me hacés un gran favor,
tu padre ya está mejor
y mañana va a salir!

Que contento me sentí
ya que al viejo lo adoraba...
...cuando mamá me cascaba
a muerte me defendía,
mi padre siempre tapaba
las diabluras que yo hacía!

Al otro día temprano
en la puerta lo esperé,
y corriendo lo abracé
al salir del hospital.

Que hermoso fué el tiempo aquél
que de niño y junto a él
me pasaba todo el día...
...palabras no puedo hallar
para poder expresar
lo mucho que lo quería!

La vida nos separó
él... no me pudo seguir,
o tal vez quiso morir
en la tierra en que nació,
pero al irme me abrazó
como se abraza a un
amigo...

...y hoy ya un viejo,
entristecido
por no tenerte a mi lado
te agradezco padre mío
todo el amor que me has dado!
                                              (obra registrada)

                                                              Hebert Faye

t