poesías

de Hebert

Al vino tinto.

Vino que que cubres mi mente
con un manto de neblina,
eres rumor de vertiente
que inspiras todas mis rimas,
y si a veces se me inclina
el suelo, también me inclino
mientras sujeto con tino
en afán desesperado
la botella que he comprado
con medio litro de vino.

Será por esa razón
que el vino inspira al poeta
al escribir sus cuartetas
en cosas del corazón,
y aunque en mas de una ocasión
sus versos no hayan triunfado
muchas veces ha logrado
aunque no lo quieran creer
el amor de una mujer
por los vinos que ha tomado.

Por eso poeta amigo
a usted que esta comenzando
mejor que vaya pensando
en las cosas que le digo,
y si un día busca abrigo
en un pecho de mujer
es preciso y menester
que ella también tome vino
para aclarar el camino
y el futuro a recorrer
                                                         
          (obra registrada)

                                                    Hebert Fayet