poesías

de Hebert

Prado

Que hermoso que es evocar
la niñez que no se olvida,
cuando nada en esta vida
nos solía preocupar...
...que nostalgia al recordar
esos días que han pasado,
corriendo por todos lados
planeando siempre locuras,
y haciendo mil travesuras
en los confines del Prado

Prado de Montevideo
donde con dulce embeleso
le robé a traición un beso
a la mujer que yo quiero...
...Prado de Montevideo
pleno de naturaleza,
donde...mi viejo y la vieja
un día se conocieron
y la vida recorrieron
luchando con la pobreza

Cual un gorrión en mi vuelo
hasta tí quise llegar
porque te quise y te quiero
corazón de mi ciudad...
...rinconcito tan amado
hoy te dice mi emoción
que en tu recinto olvidado
se quedó mi corazón!
                                                         
          (obra registrada)

                                                    Hebert Fayet