POEMAS

 

 

 

 

 

 

Tormenta

     Un perro ladra en la tormenta
     y su aullido me alcanza entre relámpagos
     y al son de los postigos en la lluvia

     yo sé lo que convoca noche adentro
     esa clamante voz en la casona
     tal vez deshabitada

     dice sumariamente el desconcierto
     la soledad sin vueltas
     un miedo irracional que no se aviene
     a enmudecer en paz

     y tanto lo comprendo
     a oscuras / sin mi sombra
     incrustado en mi pánico
     pobre anfitrión sin huéspedes

     que me pongo a ladrar en la tormenta.