A los trabajadores de la planta ensambladora de motocicletas


 La Habana, 31 de mayo de 1963 
«Año de la Organización»
Compañeros de la Planta Ensambladora de Motocicletas
Unidad 0-1 E-C- Automotriz
Lorraine n° 102 Santiago de Cuba
Compañeros: Hay un error en sus planteamientos. Los obreros responsables de la producción de cualquier artículo no tienen derecho sobre ellos. Ni los panaderos tienen derecho a más pan, ni los obreros del cemento a más sacos de cemento; ustedes tampoco a motocicletas. El día de mi visita, observé que se usaba uno de los triciclos como especie de guaguita, cosa que critiqué y en esos mismos instantes, un miembro de la Juventud Comunista salía a hacer tareas de la Organización en una moto, cosa que critiqué doblemente, dado al uso indebido del vehículo y la incorrecta actitud de usar el tiempo retribuido por la sociedad y para tareas que se supone sea una entrega adicional de tiempo a la sociedad, de carácter absolutamente voluntario. En el transcurso de la conversación manifesté que iba a ocuparme de ver las condiciones de pago; y si fuera posible entregar máquinas a algunos obreros y técnicos. Al pasar al Ministerio de Transporte toda la tarea de distribución y comercialización de las máquinas, no se ven las posibilidades de que esto suceda. Con saludos revolucionarios de,  
 «Patria o Muerte. Venceremos»
Comandante Ernesto Che Guevara