Su nombre ardió como un pajar

Patricio Manns