Duerme el guerrillero

Rolando Alarcón