JOSÉ GERVASIO ARTIGAS
EL CAUDILLO REVOLUCIONARIO