políticos



El Director el penal reúne a los presos en el patio y con ayuda de un altoparlante les dice:
- ¡Atención! Quiero a todo el mundo barriendo y limpiando sus celdas, porque mañana va a venir el presidente.
A lo que uno de los presos comenta con su compañero:
- ¡Costó, pero finalmente atraparon al ladrón!. 

Esto sucedió antes de la Perestroika. Gorbachoc está visitando Inglaterra.
Margaret Thatcher lo recibe y con él visitan una fábrica. Son las 9 de la mañana y suena una sirena.-
- ¿Qué es esa señal? -pregunta Gorbachov.-
- Es para indicar el comienzo del trabajo.-
- ¿A las 9? en URSS comenzamos la jornada a las 5 de la mañana.-
Continúan la visita y a las 10 y media se escucha otra sirena. Gorbachov pregunta:
- ¿Y ahora... que es eso?.-
- Una pausa de 15 minutos para una merienda.-
- En la URSS no tenemos eso; solo una pausa de media hora para el almuerzo.-
- ¡Ah no -responde Thatcher-, aquí para el almuerzo tienen dos horas. Después tienen otra pausa de 15 minutos a las 16 y el personal se retira a las 18 hs.-
Gorbachov no puede creer.-
- Pues en la URSS no tenemos pausa a la tarde y el personal se retira a las ocho de la noche.
Ustedes los ingleses son locos; ¿Porqué no los hacen trabajar más?.-
Y la Thatcher le contesta, como resignada:
- ¡No podemos; son todos unos comunistas!. 

Cuando Jorge Batlle despertó aquella mañana, descubrió que estaba completamente solo. No había ayudantes ni ordenanzas. No habían ministros, no habían cocineros, ni porteros; ni siquiera sus más fieles asesores; no había nadie; ni los chóferes.-
Batlle entró en el coche presidencial y salió a dar una vuelta por la ciudad, para ver si encontraba a alguien, pero la ciudad estaba desierta; no había nadie, ni en la Avda.18 de Julio, así que volvió a la casa de gobierno muy preocupado.-
Al rato suena el teléfono; era su esposa.-
-¿Jorge? ¿sos vos?.-
- ¡Si, soy yo! ¿Que es lo que está pasando? ¡No hay nadie en Montevideo ¿qué pasó?. no puede ser... no puede ser....no puede ser.....-
- ¡Claro que no hay nadie en Montevideo! ¡Ni en Montevideo ni en el resto del país, Jorge. ¿Te acordás de tu discurso de anoche por televisión? Tu te descontrolaste y dijiste que quien no estuviera satisfecho con tu gobierno que se fuera; que se mudara a otro país?.-
- ¿Yo?...¿Yo dije eso? entonces: ¿quedamos nosotros dos en Montevideo?.-
- Ah no sé, yo te estoy telefoneando de París.- 

Cierta vez, un candidato a concejal resolvió hacer una campaña por la zona de las quintas. Llegó al pueblo en un avión y se ofreció para pagar todo lo que las personas necesitaran. Se acercó el primero y pidió una caña y anzuelos. El segundo pidió tanza para pescar. El tercero quería un reel, y así, todos los que iban pasando, solamente pedían artículos de pesca. El candidato, intrigado por el ocio de la gente, fue pagando; hasta que más tarde llegó un sujeto que pidió una azada. El candidato elogió al muchacho, diciéndole:
- ¡Por fin alguien que quiere trabajar! parece que aquí todo el mundo solo piensa en pescar; así que puedes elegir la azada que más te guste, pues ella te ayudará en tu trabajo.-
Y el joven: "No precisa tío, para sacar lombrices cualquiera sirve. 

Un hombre que caminaba por la calle de la casa de Gobierno escucha gritos de la ventana que decían: ¡ Ladrón, Asesino, Coimero, Estafador! Entonces el hombre le pregunta a un guardia que son esos gritos y el guardia le responde:
Hay reunión de gabinete y están pasando lista.

Llega el presidente a una reunión con su gabinete a las 2:30 am. 
"Señores... ¡Renuncio! Me voy de este país lleno de pobreza, desocupación, delincuencia y críticos..." 
Tomó un respiro y ante la mirada atónita de todo su gabinete siguió... 
"Me llegó una carta de Bush donde me dice que me va a nombrar asesor en el Medio Oriente." 
El presidente saco un sobre sellado y estampado "TOP SECRET" (como en las películas de espías) y lo tiró al centro de la mesa del despacho. Uno de sus asesores, aun sin haberse recuperado de la sorpresa tomó el sobre, sacó la carta que contenía, la leyó y aguantando la risa le dijo al señor presidente: 
"¡Hey, Sr presidente! Aquí no dice que te van a nombrar asesor en Medio Oriente. El presidente Bush dice que te va a mandar un asesor para que te medio oriente...".

Un periodista entrevista a un famoso político:
- Diputado... ¿cómo fue el inicio de su carrera?.-
- Bueno... fue en la infancia; yo todavía estaba en la primaria.-
- ¿En la primaria? pregunta el periodista.-
- Si... un día mi padre me llamó y me dijo:
"Hijo, a partir de hoy te voy a dar mil pesos todas las veces que saques una nota
mayor que 7"; entonces, hablé con la profesora y le propuse:
"Escuche Srta. Clotilde, ¿no le gustaría ganarse quinientos pesos de vez en cuando?

Un sujeto pidió audiencia con el presidente. Se sentó en la sala de espera, al lado de un oficial del gabinete del presidente. Algunos minutos después, el oficial lo hace pasar. Al saludar al presidente, notó que ya no tenía su reloj preferido en su muñeca.-
- ¡Dios mía! -pensó- antes de sentarme en la sala, vi la hora en mi reloj... ¿cómo pudo haber desaparecido así?.
Se sentó frente al presidente y muy consternado le comentó:
- Vea señor presidente: preferiría no decirle esto, pero el hecho es que mi reloj desapareció misteriosamente de mi mano. Tengo la absoluta seguridad de que, al sentarme en la sala de espera, lo tenía. La única persona con quién hablé fue con el oficial de su gabinete. Hizo una pausa para mostrar las manos... Vea: no quiero insinuar que fue él, claro; pero estoy profundamente molesto: era herencia de mi abuelo.-
- Sin decir una palabra, el presidente se levantó y salió de su escritorio; algunos minutos después, volvió con el reloj, que le entregó al visitante.
- Muchas gracias; espero que su oficial de gabinete no se haya ofendido por haber ido Ud. personalmente a rescatar mi reloj... a lo que el presidente le contesta: "no se preocupe... ni se dio cuenta".-

El presidente va de visitar al manicomio y es recibido por una comisión de pacientes:
¡ Viva el presidente... viva el presidente! -gritaban los internos entusiasmados.-
Y al ver el presidente a uno de los integrantes serio y en completo silencio, uno de los acompañantes del presidente se le acerca y le pregunta: Y Ud. ¿por qué no está gritando "viva el presidente?"
- Porque yo soy el médico.-

El Presidente de Perú le dice a el presidente uruguayo:
- A mí, el pueblo peruano me llama "El Inca de la Paz".
- Y a mí, el pueblo uruguayo me dice "El inca-paz"...

Un ejecutivo, su mujer y su suegra fueron en vacaciones a conocer Tierra Santa. Visitaron Belem, 
Jerusalén y, al final del viaje, después de haber estropeado varios paseos y haberse metido insistentemente en cosas del matrimonio, la vieja muere de un infarto fulminante.
El ejecutivo consultó en el consulado uruguayo, a fin de informarse cómo debía proceder frente a esta fatalidad. El Cónsul le explica:
- Bien... en este caso Ud. tiene dos opciones. La primera: disponer del traslado del cuerpo pagando los onerosos impuestos del país y el transporte. Eso le va a costar unos 20.000 dólares. Y la segunda, es enterrarla aquí mismo, por lo que debería pagar unos 500 dólares.
El empresario piensa... y decide:
- Voy a llevarme el cuerpo para Uruguay.
El cónsul se sorprende:
- Pucha... la diferencia entre 20.000 y 500 es enorme. Ud. le habrá de tener mucho cariño a su suegra para querer tenerla cerca.
- Nada de eso -responde el hombre- Es que hace unos dos mil años atrás hubo una resurrección por acá y no voy a cometer la locura de arriesgarme.

Un señor estaciona el auto justo delante de la puerta por donde están por 
salir el presidente uruguayo, entonces un guardia le dice:
"Señor, mueva su auto que por acá van a salir el presidente"
Y el señor le responde:
"No se preocupe, ya me han robado el estéreo."

Se renuevan los libros Guiness, y van los famosos a renovar su titulo. 
Primero entra la Cenicienta, a los 5 minutos sale y grita:
-Sigo siendo la más linda del mundo.
Entra Pulgarcito a los 10 minutos sale y grita: 
-Sigo siendo el más pequeño del mundo.
Entra Ali Baba escoltado por sus 40 ladrones. a los 15 minutos sale enojado y pregunta a gritos:
No lo puedo creer ¿Alguien sabe quien son los Peiranos Facio?

En un jardín de niños el tema era ¿en qué trabajan sus papás?
Y la maestra le pregunta a Juanita:
-Juanita, ¿en qué trabaja tu papá?
-Mi papá es un gran piloto.
La maestra le aplaude y le pregunta a Rosa:
Rosita ¿en qué trabaja tu papá?
Mi papá es un gran doctor.
Finalmente le pregunta a Jaimito:
-Jaimito¿ en qué trabaja tu papá?
Bueno, maestra, mi papá es... es... está bien, mi papá es desnudista en un bar gay.
La maestra sorprendida le dice a los niños:
¡Al recreo! Menos tu Jaimito.
Cuando quedan solos la maestra le pregunta a Jaimito.
-Jaimito, en serio ¿Es tu papá desnudista en un bar gay?
-No.
-¿Entonces por qué dijiste eso?
-Es que siempre me da vergüenza decir que es político.

El presidente llama a Jaimito y le dice:
- Jaimito, estoy muy preocupado porque el pueblo está empezando de nuevo a ir a las Iglesias. Tenemos que acabar con eso. ¿Me puedes ayudar tú que eres tan inteligente?
- No se preocupe, mi presidente; deje eso de mi parte.
Al cabo de una semana todas las iglesias estaban vacías, y el presidente llama a Jaimito.
- Eres un genio, Jaimito. ¿Cómo lo hiciste?
- Muy fácil mi presidente, bajé a Jesucristo y puse un retrato suyo.

El presidente, muy enojado, manda llamar a Jaimito y le dice:
- Oye, me enteré de que estás diciendo por ahí que cuando me muera vas a escupir en mi tumba, ¿es verdad eso?
- No, mi presidente, eso es mentira, Ud. sabe que a mí no me gusta hacer colas.

Le pregunta el presidente a Jaimito.
-¿Así que tú eres el de los cuentos?
- No, mi presidente, yo soy el de los chistes, el de los cuentos es Ud.

A la esposa del presidente la muerde un perro negro.
Ella se queja a su marido, y éste, mediante decreto, ordena matar a todos los perros negros.
Todos los perros negros empiezan a correr por la carretera y entre ellos hay un perrito blanco.
Y un perro negro le pregunta:
- Y tú ¿por qué corres si mandó a matar a los perros negros?
- ¡Ah sí! ¿Y quien le cree a ese mentiroso del diablo?

Un borracho está  gritando:
- ¡El presidente es un ladrón, el presidente es un ladrón!
Rápidamente aparecen dos soldados y le empiezan a darle de golpes por insultar la presidente, y se lo llevan a rastras.
El pobre borracho empieza a implorarles:
- ¡Pero si  presidente hay cientos, yo no insultaba al presidente nuestro!
Y los soldados le contestan:
- ¡No trates de confundirnos! ¡Nosotros sabemos bien que hay cientos de presidentes, pero presidente y ladrón hay uno solo!

Este era un día en que el presidente paseaba por las calles de, cuando escucha una voz que dice: 
-Que se muera el presidente, que se muera el presidente. 
Este mira desconcertado para todos lados y cuando ve un loro en la ventana de una casa, decide tocar la puerta de esta. Al abrir la dueña de la vivienda, el presidente se presenta y disgustado le dice que él pasará mañana y el loro no deberá decir eso.
La señora preocupada fue a casa del cura y éste canjea con ella el loro, por unos días. Al día siguiente pasa el presidente y observa que el loro no dice nada, y todo sarcástico éste le dice al loro: 
-Ah, hoy no vas a decir "que se muera el presidente". 
Y el loro le contesta:
-¡Que Dios te oiga hijo mío, ojala que Dios te oiga!
 

Tengo una memoria estupenda para la política. No recuerdo nada de lo que prometí el año pasado. 
 

Un político dice a un miembro de la prensa: 
- Soy enemigo de hacer promesas electorales. 
- ¿De verdad? 
- ¡Te lo prometo! 

Un hombre volaba en un globo sobre un lago, de pronto se percató de que estaba perdido. Maniobró y descendió un poco. Abajo, divisó a un hombre pescando en un bote, bajó más y le gritó:
- ¡Disculpe! ¿Podría ayudarme? Prometí a un amigo que me encontraría con él a las 2:00, tengo media hora de atraso y no sé dónde estoy...
-Claro que puedo ayudarle. Usted se encuentra en un globo de aire caliente, está a unos 15 metros encima de la superficie del agua, y está entre los 35 y los 40 grados de latitud sur y entre los 55 y los 60 grados de longitud oeste.
-¿Usted trabaja en informática?
-Sí señor. ¿Cómo lo supo?
-Porque todo lo que usted me ha dicho es técnicamente correcto, pero aún no sé qué hacer con la información que me dio y el hecho es que continúo perdido.
-Ah...!¿Usted, entonces debe de ser un político del gobierno?
-En efecto lo soy. ¿Cómo sé dio cuenta?
-Muy fácil! No sabe ni dónde está ni para dónde va. Hizo una promesa que no tiene idea de cómo cumplir y espera que ahora otro le resuelva el problema.

- Si un político colorado y un político blanco se estuviesen ahogando, y tú solo pudieras salvar a uno, ¿leerías el periódico o te irías a comer? 

-A mí no me gustan los chistes políticos. Con demasiada frecuencia ganan las elecciones. 

-¿Por qué los políticos huelen tan mal?
-Para que los ciegos también puedan odiarles. 

-¿Por qué los científicos prefieren hacer los experimentos más dolorosos con políticos, en vez de con ratas de laboratorio?
-Porque podrían encariñarse con las ratas. 

-¿Cuál es la diferencia entre un político y un cerdo?
-Un cerdo tiene que emborracharse para comportarse como un político. 

-¿Dónde puedes encontrar un buen político?
-En un cementerio. 

Entre las palomas y los políticos, es imposible mantener el senado limpio. 

Según últimas noticias, el Papa ha hecho público su deseo de ser enterrado en Uruguay cuando se muera, exactamente en el Palacio Legislativo, para morir como Jesucristo, rodeado de ladrones. 

-¿Sabes por qué no hay golpes de estado en EE.UU.?
-Porque es el único país del mundo donde no hay embajada Americana. 
 

-¿Por qué el remo es el deporte favorito de los políticos?
- Porque miras en una dirección y avanzas en la otra. 

Un político se encuentra con una de sus ex, a la que hace años que no ha visto y que ha tenido un niño, y le dice que es hijo suyo.
-¿Pero por qué no me lo dijiste? Me hubiera casado contigo, y...
-Ya..., pero es que lo estuve hablando con mis padres, y al final decidimos que preferíamos tener un bastardo en la familia antes que un político. 

El presidente y su chofer paseaban por una carretera cuando súbitamente atropellaron a un cerdo matándolo instantáneamente. Jorgito le ordena a su chofer que fuera hasta la granja para explicarle al dueño lo sucedido.
Una hora más tarde ve venir a su chofer tambaleándose, con un cigarro en una mano, con una botella en la otra y su ropa desarreglada.
-¿Qué pasó? 
-Bueno me dio el vino, su mujer el cigarro, y su hermosa hija de 19 años me hizo el amor apasionadamente.
-Por Dios, ¿qué les dijiste?
-Les dije: "Soy el chofer del presidente y acabo de matar al cerdo". 

- Papá, papá, ¿todos los cuentos empiezan con "había una vez..."?
-No hijo, algunos empiezan con "si mi partido gana las elecciones..." 
 

Si un político dice "sí", lo que quiere decir es "quizás".
Si un político dice "quizás", lo que quiere decir es "no".
Si un político dice "no", entonces no es político. 

Bajo el gobierno del presidente anterior, la economía  fue conducida al borde de un abismo. Pero gracias al nuevo presidente, daremos un gran paso adelante. 

Los presidentes de Uruguay y Argentina están sobrevolando Montevideo en helicóptero, y entonces uno dice : 
-Voy a tirar un billete de veinte pesos al aire y así haré feliz a un uruguayo.
-Y ¿por qué no tiras dos billetes de diez pesos, y así haces feliz a dos uruguayos?
-Es una buena idea, pero se me ha ocurrido una todavía mejor; voy a tirar cuatro billetes de cinco pesos y así haré feliz a cuatro uruguayos.
Total, que el piloto del helicóptero se harta, se da la vuelta, y les dice: 
-¿ Por qué no hacen felices a varios millones de uruguayos y argentinos y se tiran ustedes? 

- Señor presidente, le tengo una noticia buena y otra mala.
- Dime la buena primero.
- Ud. encabeza las encuestas.
- Bien. ¿Y la mala?
- Ya nadie cree en las encuestas. 

Menem tiene 150 años y sigue siendo presidente. Acepta, finalmente, que puede morir algún día. Sus colaboradores, todos centenarios, discuten dónde deberían descansar sus restos. Uno sugiere junto al general Perón, pero Menem lo rechaza porque se cree más importante; otro sugiere que sea junto a Gardel, pero Menem lo rechaza porque El Mago es uruguayo; otro habla de una sepultura faraónica en La Patagónia, pero Menem lo rechaza porque es muy lejos para las peregrinaciones. Finalmente, alguien cree haber hallado la solución: 
-Que sea junto al Sudario de Cristo. 
Y Menem, luego de pensarlo un rato, acepta: 
-Bueno, tá bien. Total, por tres días.... 

Presidente y el Secretario hablando en el coche del resultado de la visita; el secretario no puede más y, con todos los respetos, le pregunta al presidente:
- Señor presidente; ¿cómo es posible que no tengamos dinero para ayudar a los muchachos de los colegios a formar su futuro, el futuro de nuestro país, lo más importante que tenemos... y sin embargo le haya dado ayuda al director de la cárcel?
El presidente pone cara de intelectual y le dice:
- Mira, lo que es seguro es que JAMÁS volveremos al colegio; pero a la cárcel, QUIEN SABE.

-¿En qué se parece un político honesto y un plato volador?
-En que habíamos oído que existen, pero nunca nadie vio uno.

-¿Por qué no hacen sellos postales con la foto del Presidente?
-Porque la gente no sabría de qué lado escupirlo.

El Presidente llega a un banco suizo, su objetivo era cambiar un cheque por un millón de dólares, se presenta y dice:
- Señorita, ¿me podría cambiar este cheque? 
- Claro, me permite su identificación.
- Mire, no la traigo conmigo, pero yo soy el presidente uruguayo.
- Disculpe la molestia, necesitamos su identificación. 
-Ya un poco molesto, contesta:
- Soy el Presidente del Uruguay, soy de confiar.
-Perdónenos pero necesitamos su identificación, lo que podemos hacer es que me demuestre que es verdad. En una ocasión vino Pelé y nos demostró que él era, se puso sus zapatos, sus canilleras, su uniforme, empezó a dominar la pelota, y dijimos ESE ES PELE y le entregamos su dinero. También vino Michael Jackson, se puso su sombrerito, sus guantes, y se bailó unos pasos, y todos dijimos, ESE ES EL REY DEL POP, y le entregamos su dinero. AHORA DEMUÉSTRENOS SEñOR, QUIEN ES USTED.
- ¡¡¡POR EL MOMENTO NO TENGO NADA EN MENTE !!!
- ¡¡Como quiere su dinero, Sr. presidente!!!

Una señora que ha estado casada tres veces se casa por cuarta vez, y al llegar la noche de bodas le dice a su nuevo marido que es virgen.
- Pero, ¿qué dices? ¡Si has estado casada tres veces!
- Sí, pero es que verás...mi primer marido era marica y se casó conmigo por aquello de las apariencias. El segundo era militar y tenía una herida de guerra precisamente ahí... y el tercero era un político.
- Y eso, ¿qué tiene que ver?
- Que cuando nos metíamos en la cama, en vez de hacer algo se ponía a contarme lo bien que iba a resultar todo.

Llevan a un diputado acusado de corrupción, de blanquear dinero, de tráfico de armas e influencias, etc., etc., ante el juez.
- Vera su señoría, es que yo soy diputado y ...
El juez lo corta bruscamente:
- La ignorancia no es excusa.

Está el presidente fumándose un habano cubano y le sorprende su secretario:
- Pero señor presidente, con lo que odia usted a los comunistas,¿cómo puede fumar un cigarrillo cubano? 
- No, no; lo que estoy haciendo es quemarles la cosecha.

En un avión viajan Yelsin, Clinton y Menem. De pronto los motores empiezan a fallar y tan sólo hay un paracaídas, así que deciden hacer una votación secreta entre los tres para ver quién puede utilizarlo. Tras hacer el recuento, Menem gana, se pone el paracaídas, se despide emocionado y salta, y mientras está cayendo Yelsin y Clinton se quedan mirándolo tristemente, entonces Yelsin dice:
- Bueno, tenemos que alegrarnos de que hubiese un paracaídas y que uno de nosotros pueda sobrevivir.
- Sí, pero lo que no entiendo es de dónde sacó los 2.174 votos.

Resulta que un tipo iba por una autopista cuando de pronto se encuentra con un terrible embotellamiento de autos que impide moverse en cualquier dirección y que se extiende por varios kilómetros. Luego de un rato, ve acercarse a un hombre que viene caminando por entre las filas de autos, se detiene en cada uno, les dice algo y luego sigue.
Cuando el hombre al fin llega a su auto, le dice:
-Eh, che, ¿Qué pasa? ¿Por que hay tanto quilombo?
-Bueno, no vas a poder creerlo, pero Carlos Menem está sentado en la mitad de la autopista a la altura del puente sobre el Riachuelo y dice que no soporta estar fuera del poder después de tanto tiempo, así que amenaza con rociarse con nafta y prenderse fuego a sí mismo si la gente no junta firmas para que le devuelvan el título de presidente. Entonces yo empecé una colecta para terminar con este embotellamiento.
-¿Y cuánto conseguiste hasta ahora?
-Como 2000 litros.

En medio de un discurso, un político muy distinguido anuncia:
-De ahora en adelante voy a matar a todos los elefantes.
-¿Por qué?
-¡Porque no puede haber un animal más grande que yo!

Está un político con su hijo en su hacienda ganadera. Y el hijo le pregunta al padre:
-Papá, papá, ¿todo eso es ganado?
-¡No Pedrito, es robado!

-Papá, ¿sabes cuánto es 2 más 2?
El padre que es un político responde:
-Depende, hijo.
-¿En qué papá?
-Si es para pagar o si es para cobrar.

El abogado del presidente dice a éste:
-Excelentísimo, esta tarde tenemos un interrogatorio con el juez que le enjuicia.
-Muy bien, pero esta vez... ¡qué parezca un accidente!

- ¡Domingo! ¡Estoy realmente furioso! El discurso de ayer duró como una hora, la gente se me durmió en el medio. Nunca en toda mi vida me sentí tan mal. ¿Se puede saber que hizo? 
-Señor, todo lo que hice fue el discurso de veinte minutos, más las dos copias del mismo, todo tal cual usted lo pidió. 
 

En un Congreso sobre trasplantes de órganos, varios médicos se encuentran, luego de las conferencias, en el bar del hotel y conversan sobre el estado de la salud en sus países. 
Un doctor cubano, sin ánimo de alardear, dice: "La medicina en mi país está tan avanzada que podemos tomar el riñón de un hombre y transplantarlo a otro, y tenerlo buscando trabajo en seis semanas".
Un doctor dominicano, que no quería quedarse atrás, dijo: "Eso no es nada, nosotros podemos tomar un pulmón de una persona y transplantarlo a otro y, en cuatro semanas, lo tenemos buscando trabajo".
Un doctor mexicano, tomándose una tequila de un trago, dijo: "En mi país la medicina es tan avanzada que podemos tomar la mitad del corazón de una persona transplantarlo a otro y los tenemos a los dos buscando trabajo en tres semanas".
Un médico uruguayo, que había escuchado a los otros con una sonrisa dibujada en su rostro, dijo: "Ustedes están muy atrás, nosotros teníamos un hombre sin cerebro, lo pusimos en la presidencia, y en menos de lo que canta un gallo, la mitad del país esta buscando trabajo".
 

A los políticos y los pañales hay que cambiarlos con la misma frecuencia y por la misma razón.
 

VISITA A LA REINA DE INGLATERRA
El presidente en su primer visita a Inglaterra y es invitado a tomar el té con la reina y el presidente le pregunta cual es su filosofía de liderazgo. Ella le responde que su filosofía es rodearse de gente inteligente. Él le pregunta como sabe ella si son inteligentes. 
-Les hago las preguntas correctas, responde la Reina
-Permítame demostrarle.
Ella telefonea, y dice.
-Señor Primer Ministro: por favor responda esta pregunta: Su madre tiene un hijo y su padre tiene un hijo y este hijo de ellos no es ni su hermano ni su hermana, ¿quién es entonces? Tony Blair responde -Soy yo, por supuesto. 
-Correcto, gracias Sr. Primer Ministro, adiós. 
Ella cuelga y le dice al presidente:
-¿ Ha entendido usted, Mr. Batlle? 
-Si, y definitivamente voy a usarlo dice él. Luego de retornar a Montevideo, él decide poner a prueba al vicepresidente, sobre quien el presidente tiende dudas de su inteligencia para dirigir el Senado, o reemplazarlo en su ausencia. Y le hace al Vice la misma pregunta que hiciera la Reina. A lo que el Vice responde: 
-¿Podrìa pensarlo y volver a llamarte luego para responderte? el presidente aprueba y el Vice corta. El Vice llama inmediatamente a los ministros y sus asesores a una reunión plenaria y consulta a cada uno, pero nadie tiene la respuesta. Les pide que consulten a sus amigos y familiares pero tampoco nadie le puede traer una respuesta, ni siquiera su esposa. Finalmente, desesperado, llama al ordenanza que sirve café en el despacho. Le hace la pregunta que le hiciera el Presidente, a lo que el muchacho contesta de inmediato: 
-Soy yo. 
El Vice corre a la oficina y llama al presidente y exclama satisfecho: 
-Ya tengo la respuesta ¡¡¡Es el muchacho que sirve el café¡¡¡¡ 
Ante esa respuesta, el presidente replica muy disgustado: -Ya lo sospechaba, ¡¡¡estoy rodeado de idiotas¡¡¡¡ La respuesta correcta era su primer ministro¡¡ 

-Esto es un asalto, ¡déme todo su dinero!
-Óigame, ¿Usted no sabe con quien se está metiendo? Mire que yo soy un político muy influyente.
-En ese caso, ¡devuélvame todo mi dinero!

Un político le dice a su amigo:
- He contratado un secretario para que resuelva todos mis problemas.
- Fantástico, y ¿cuánto le pagas? 
- 9.000 dólares al mes...
- ¿Y de dónde sacarás esa cifra para pagarle todos los meses?
- ¡¡Ese fue el primer problema que le di para que resuelva!!

El presidente sale a pasear por el campo y se cae en un pozo profundo. Empieza a gritar hasta que un campesino lo oye y se acerca al pozo. 
-Por favor, ayúdeme, estoy mal herido. 
-¿Mal herido? No, el problema es que está muy mal enterrado.

Un tipo va a visitar a su amigo el presidente, y ya que está, le pide un trabajo para su hijo adolescente:
- Mira, mi hijo no sabe hacer nada, no estudia, y me gustaría que haga algo, ¿me entendés?
- Sí, no hay problema, mándamelo, figura como asesor pero no tiene que hacer nada, y gana 5.000 dólares por semana.
- No sé... ¿no es demasiada plata para un pibe de 14 años?
- Tenés razón. Lo que podemos hacer es conseguirle un carguito de ayudante, tiene que escribirme las notas en la computadora, mas o menos manejarme la correspondencia, y le pagan unos 1.800 dólares.
- Me sigue pareciendo mucho, tiene 14 años... ¿no hay otro trabajo?
- ¿Sabes que pasa? trabajos de 100 dólares, hay, pero hace falta un título universitario!


Una periodista le hace un reportaje a Bin Laden.

 Le pregunta: 
-¿Usted tuvo alguna responsabilidad en el atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires? 
-Sí, fui yo. 
-Y en el atentado del 11 de Septiembre a las Torres y al Pentágono? 
-Sí, fui yo. 
-Y dígame, ¿Son ciertas sus vinculaciones con nuestro presidente?
-Ah, no!!, no me metas en cosas raras.

El presidente, a su regreso de los EE.UU. convoca a una Asamblea en la Plaza de Mayo. Están todos, los sindicalistas, legisladores, gobernadores, periodistas, docentes...
- Pueblo argentino, luego de mi viaje a EE.UU.. les tengo 2 noticias... como siempre pasa, una es buena y la otra mala...
- ¡¡Diga la buena, diga la buena!!
- La buena es que gracias a mis negociaciones, ¡¡ya pagamos la deuda externa con Estados Unidos y el Fondo Monetario!!
Se produce un gran silencio en la plaza ya que nadie esperaba una noticia de esa magnitud... ¡¡todo el panorama político y económico acababa de cambiar en un instante!!
De entre los presentes surge una vocecita...
-¿Y la mala?
- Pues, ¡¡¡que tenemos quince días para desocupar el país!!! 

Esta nuestro presidente bañándose en una playa, y de pronto pierde pie y esta ahogándose, tres niños que lo ven, van inmediatamente a darle ayuda y lo salvan de una muerte segura,el presidente muy agradecido les dice a los niños que pidan lo que deseen que se los concederá.
Mariana pide una muñeca que camine y hable. Raulito pide una bicicleta y el tercero queda en silencio, El presidente le pregunta a Luisito que desea y este le dice:
-Gracias señor, yo no quiero nada.
Como es de esperar insiste, entonces Pepito se decide:
- Por favor consígame un ataúd.
- ¡Un ataúd!¿Pero niño para qué quieres un ataúd?
-Es que cuando mi papá se entere que le salvé la vida a usted, me mata.

Estaban George Bush y Collin Powell sentados en un bar, cuando entonces entra un tipo y le pregunta al barman: 
-¿Esos no son Bush y Powell?
-Sí, son ellos. 
Entonces el tipo se les acerca y los saluda: 
-Hola, ¿qué hacen muchachos?
-Estamos planeando la 3ra Guerra Mundial.
-En serio? y que es lo que va a pasar?
-Bueno...esta vez vamos a matar a 14 millones de Afganos y a un reparador de bicicletas. 
-¡¡¡¿¿¿A un reparador de bicicletas???!!! 
Entonces Bush se da vuelta, mira a Powell y le dice: 
-Viste que te dije... a nadie le importa los 14 millones de Afganos.
 

Dios y San Pedro haciendo el mundo, repartiendo la geografía de los países...
- ¿Quién viene ahora?
- Aquí dice "Krakatoa al este de Java".
- Bueno, tomá, aquí me sobra un volcán.
- Otro...
- Sí, aquí dice "Libia".
- Ponle esta arena que ya me tiene harto.
- Seguí...
- Acá dice "Argentina".
- A ver... toma, ponle tierras fértiles, montañas con minerales, petróleo, ríos, plataforma submarina llena de peces, climas variados, una...
- Eeeehh, Dios, ¡para! Si le pones tantas cosas a éstos, ¡vas a desbalancear mucho la cosa con los otros países!
- ¡No te hagas problemas! ¡Después compensamos cuando le ponga los políticos!

Dicen que el número de criminales sigue aumentando. ¿Dónde vamos a meterles? Las prisiones y el gobierno ya están llenos. 

Un señor político por su deshonestidad en los negocios contrata a un abogado para que lleve un proceso judicial. Al tiempo ganan el proceso y el abogado llama a su cliente y le dice: 
-Le cuento que triunfó la ley y la justicia.
-Apele Sr. abogado, apele.

Un día, va el presidente ante el padre de la iglesia de su barrio, y le dice:
-Padre, quiero confesarme.
-Claro hijo, ¿quién eres?
-Soy el presidente, padre.
-Ah! El presidente. Mira hijo, tú sí estás muy grueso, mejor vete al obispado a confesar.
Se va el presidente al obispado, y le dice al obispo que se quiere confesar.
-Claro hijo, ¿quién eres tu?
-El presidente.
-¿El presidente? No hijo, yo no puedo confesarte porque tú estás muy grave. Mejor vete al vaticano.
Llega el presidente al Vaticano, y le dice al Papa:
-Su santidad, quiero confesarme.
-Claro hijo mío. ¿quien eres tu?
-El presidente.
-El presidente?
-Sí.
-Huy uy uy hijito, tú sí estás muy difícil hasta para mí. Mira, aquí al costado del Vaticano hay una capilla. Mejor ve ahí, y en esa capilla hay una cruz gigante. Solamente allí te vas a poder confesar.
El presidente llega a la capilla y enfrente de la cruz dice:
-Señor, vengo a confesarme.
Y Jesús le contesta:
-Claro hijo mío, ¿quien eres?
-El presidente.
-¿El presidente? 
-Así es, Señor. 
-Hijo mío... solamente da gracias.
-¿Gracias? Pero, ¿gracias de qué?
-Dale gracias a los romanos que me clavaron aquí, porque si no, bajaba y te rompía la cabeza.