variados


El jefe de personal, le dice a una chica que buscaba empleo:
- Señorita, donde decía "sexo" usted debió poner "femenino" y no "cuatro veces por semana". 

Dos policías novatos se encuentran tres granadas de mano en la calle y deciden llevarlas a la comisaría.
- ¿Y si nos estalla una?, pregunta el más joven.
- No te preocupes- lo tranquiliza el otro, -diremos que sólo había dos.


El representante negociador del sindicato estaba informando a todos los miembros de las ventajas obtenidas en la negociación con la empresa:
- Camaradas, hemos llegado a un nuevo acuerdo con la administración. ¡Ya no trabajaremos más cuatro días a la semana!
- ¡Bravoo! -gritaron los presentes.
- ¡Nuestras labores cesaran a las 4 p.m., no a las 5 p.m.!
- ¡Bravo! -volvieron a gritar todos.
- ¡Empezaremos a las 10 a.m., no a las 9 a.m.!
- ¡Bravo!
- ¡Conseguimos un aumento en los salarios de un 150%!
- ¡Braavooo!
- ¡Trabajaremos solamente los miércoles!
Se hizo un silencio absoluto... Entonces se oyó una voz desde el fondo:
- ¿Todos los miércoles?

Un marinero, algo ignorante, que llevaba años en alta mar vuelve a su hogar y descubre sorprendido que tiene un hijo negro.
Debido a que era totalmente blanco le pregunta a su esposa:
- Pero... ¿cómo es posible que tengamos un hijo negro si yo soy blanco y tú también?
-Verás, como no tenía leche, tuve que buscarme una ama de cría para que amamantara al niño, y como ella era negra, el niño se puso de color.
El marinero, no muy convencido, decide ir a consultarlo con su madre, le cuenta la historia y la madre responde:
- Claro que puede ser, fíjate por ejemplo en ti mismo, hijo..., de pequeño yo no tenia leche para darte y te di leche de vaca, y mira que lindos cuernos te están saliendo, ¡grandísimo idiota!

Un criminal muy peligroso es condenado a muerte y lo sientan en la silla eléctrica para ser ejecutado.
- De acuerdo con la Ley, usted tiene derecho de solicitar su ultimo deseo, le dice el director del presidio.
- Quisiera que me agarrase las manos durante todos los acontecimientos.

El estudiante, viajando en un ómnibus, había quedado impresionado por una materia que mencionaba el índice de mortalidad en el mundo.
Tratando de iniciar conversación con una pasajera que viajaba a su lado, le dice:
- ¿Ud. sabia que cada vez que yo abro la boca y digo una palabra, muere una persona en el mundo?
Y ella, molesta, lo mira fijo y le dice:
- ¿Ya probó de cepillarse los dientes?

El galán dice a la chica:
- Dime, Rosa: ¿soy yo el primero que te pide hacer el amor?
- Sí, responde Rosa, todos los demás me lo han hecho sin pedírmelo.

Un hombre lleva su coche al taller y el mecánico tras examinarlo detenidamente unos minutos le comenta:
- A esta batería le conviene un coche nuevo. 

- No me quieres porque soy pobre. Si fuese rico te casabas enseguida conmigo, le dice él a la chica de sus sueños.
- ¡Gracias! -dice la chica- es el mejor elogio que me han hecho hasta ahora.
- ¿Un elogio? ¿Decirte que sos una interesada?
- ¡Si! Hasta ahora todos mis pretendientes no han hecho otra cosa que admirar mis cualidades físicas: que tengo ojos lindos, cabellos negros, linda boca, lindas piernas... Tu eres el primero que se da cuenta que también soy inteligente.

Entra el empleado a la oficina de su jefe, y con un aspecto temeroso le dice:
- Jefe, necesito hablar con usted.
- Pasa hombre, ¿Qué te ocurre?
- Usted sabe que llevo más de 15 años en su empresa y nunca he tenido un aumento de sueldo, es hora que me aumente los $ 300 mensuales que gano desde que me contrató.
- Y dime, ¿cuánto quieres ganar?
- Bueno, hice algunos cálculos y considerando el tiempo transcurrido, y el trabajo técnico que desarrollo creo que me correspondería ganar $1.500 por lo menos.
- Mira, te voy a pagar $ 5.000 mensuales, un vehículo a tu cargo, vacaciones pagadas al lugar que tú elijas, y te asignaré una secretaria para que te ayude en tus labores diarias, ¿Qué dice?
- ¿Me está Ud. tomando el pelo?
- ¡Sí, pero tú empezaste!

De madrugada, la mujer se levantó para ir a tomar agua y quedó escandalizada cuando vio a su casal de bóxeres "en plena tarea amorosa", en la sala. Intentó separarlos, sin ningún éxito. A pesar del horario, la mujer resolvió llamar inmediatamente al veterinario. Después de que el teléfono llamara cuatro o cinco veces, él atendió:
- Doctor: mis dos cachorritos están en la sala como locos; No puedo separarlos.¿Qué es lo que puedo hacer para que se separen?
- Es muy sencillo- le contesta el veterinario- Coloque el teléfono cerca de los dos. Yo llamo para allí y... ¡pronto!
- ¿Y a usted le parece que eso va a funcionar?
- Por lo menos aquí, en casa, acaba de funcionar.

Un hombre detiene a una señora por la calle y le pregunta: 
- Por casualidad, ¿no vio a un policía dando vueltas por aquí? 
- No, no vi a ninguno -responde la mujer. 
- ¡Entonces déme su cartera, su reloj y su collar!....

Un agente de seguros estaba enseñando a manejar a su joven mujer cuando de pronto, al bajar por una calle con pendiente bastante pronunciada le fallaron los frenos, entonces ella le gritó angustiada:
- ¡Fallan los frenos!!!.. No puedo parar el auto! ¿Qué hago? 
- ¡¡¡Trata de chocar contra algo que sea barato!!!

- ¡¡¡Felicitaciones, muchacho!!! -le dice el tío al sobrino, que se va a casar el día siguiente. Tengo la seguridad de que dentro de unos años recordarás éste día, como el más feliz de tu vida.
- Pero es que yo me caso mañana -responde el sobrino.
- Por eso, muchacho; es precisamente lo que te quise decir. 

Estaba una cuadrilla de mantenimiento de rutas en plena tarea: limpiando, tapando algún bache, etc. -
Llega la hora del almuerzo, y el capataz, manda tender el mantel en medio de la ruta, para almorzar.
- ¿En medio de la ruta? dice uno de los obreros. ¿Y si viene un vehículo?             - Pongamos el mantel debajo de aquel árbol, a la sombra.
- No señor; extiendan el mantel en medio de la ruta.
- Contrariados, tienden el mantel en la ruta.
Ya iban a empezar a comer, cuando ven un auto que viene a alta velocidad; el chofer ve a los hombres e intenta frenar pero no lo consigue, así que se desvía y se revienta contra el árbol.
Y el capataz a los obreros:
- Ya ven lo que hubiera pasado si tendíamos el mantel debajo de ese árbol. 

El matrimonio se iba a una fiesta y la dueña de casa decide darle franco a Javier, el mayordomo. Ella le explica que van a regresar muy tarde y que puede tomarse la noche de descanso.
Pero como la mujer no se estaba divirtiendo en la fiesta, vuelve a la casa, temprano y sola.
Cuando entra en su casa, ve a Javier sentado en la cocina, solo. Ella le pide que la siga. Ella lo hace entrar en su cuarto y tranca la puerta. Lo mira, sonríe y... 
- Javier, saque mi vestido. Y éste obedece sin pestañear.
- Javier, saque mis medias.
Javier obedece en silencio.
- Javier, deje el corpiño en esa silla.
La situación es tensa y Javier ejecuta su pedido.
- Javier: la bombacha también...
Y una vez más Javier cumple la orden.
- ¡ Javier: si alguna otra vez lo descubro usando mis ropas, considérese despedido. 

Un hombre caminaba por la vereda, cuando desconfió de un limosnero que decía ser ciego. Para comprobar, el hombre deja caer una moneda como al descuido. Rápidamente, el ciego levanta la moneda del suelo...
- ¡Ah! ¡Yo suponía bien que Ud. no es ciego!
- Es verdad... yo soy "sordomudo"; estoy pidiendo en lugar del ciego, hasta que vuelva del cine.

La hija regresa a casa después de mucho tiempo de haberse ido; la mamá comienza a regañarla:
- ¿Dónde estuviste tanto tiempo, mala hija?, ¿Por qué ni siquiera escribías? ¡No sabes cuanto he sufrido! 
La muchacha, llorando:
- ¡Perdón mamá!, Pero me he vuelto prostituta.
- ¿Cómo!? ¡Largo de aquí!, ¡Desvergonzada, mala hija!
- Mamá, sólo vine a traerte las escrituras de una casa que compre para ti.
- Hijita, ¿En qué dijiste que te has convertido? 
- ¡En prostituta! 
- ¡Ah, qué susto, yo había entendido ¡"en protestante"!

La secretaria le dice a su jefe:
- Tengo dos noticias, una buena y una mala.
- Dime primero la buena noticia. 
- Está bien, ¡no eres estéril! 

Caperucita en el bosque se encuentra con el lobo.
- Caperucita, Caperucita, ¿hacemos el amor?
- ¡Nooo! ¿estas loco?
- Dale Caperucita, no seas mala.
- Te dije, que no.
- ¿Pero por qué?
- No, a mi mamá no le gustaría.
- Qué va, si a su mama le encantó. 
Y el lobo a la fuerza la viola 2 veces y cuando se está poniendo la piel para irse :
- Yo le voy a decir al guardabosque que me violaste 5 veces.
- ¡Mentira solo fueron dos!
- ¡Ah! Ya te ibas a ir, Lobo malo.

El policía de tráfico a un conductor: 
- Tengo que multarle, ha pisado la raya continúa. 
- ¿Y qué pasa, la he roto? 

-Una gitana: 
- Señora, por $ 500, le digo el futuro, soy vidente. 
La mujer acepta, paga y la gitana empieza: 
- Yo seré vidente, tú serás vidente, nosotros seremos videntes... 

- ¡Alto! soy Robín Hood, robo a los ricos para darle a los pobres.
- ¡Robín!, Mírame cómo me estoy muriendo de hambre, mi ropa está toda sucia y mi mula se está muriendo.
- ¡Ah! ¿Tú eres pobre?
- ¡¡¡Sí, yo soy pobre!!! 
- Entonces toma...
Y Robín le empezó a dar todo el dinero que tenía y al ver la cantidad el mendigo comenzó a gritar:
- ¡¡¡Soy rico, soy rico!!! 
- ¡Alto! soy Robín Hood... 

Le dice la madre a su hija: 
- ¿Cómo es qué dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio.
- ¡Ay, mami! La gente es muy chismosa: en primer lugar él se acuesta con cualquiera y en segundo lugar, él no es mi novio. 

- Buenos días, venia a renovarme el carné de identidad.
- ¿Ha traído usted el viejo?
- Sí, señor. Abuelo, ¡pase usted!

- Por favor ,me vende 94 condones. 
- Lo siento -responde el farmacéutico. Pero sólo tenemos paquetes de 100. 
- Oiga usted, ¿cree que yo soy un vicioso?

- Perdone, ¿es aquí el servicio de inteligencia?
- ¿¿¡¡EEHH!!?? 

- ¿Es Ud. la viuda de Pérez? - pregunta un individuo después de llamar en la puerta.
- ¡No! Señor, yo soy la señora de Pérez.
- Bueno, espere un poquito y va a ver lo que sacan de ese furgón.

- ¡Mira que regalito te traje! ¡Es para el cuello! - le dice la chica a su novio hippie.
- ¿Es un lazo hippie?
- No, es una pastilla de jabón.

- ¡Es increíble el parecido que tiene tu hijo con su padre! - dice la vecina.
- Sí, ya... pero habla más bajo, ¡¡que mi marido está en casa!!

Una chica hace un viaje en barco y para que no se le olvidaran las cosas que iba viendo y haciendo apuntaba todo en un diario.
PRIMER DIA: El capitán del barco me invitó a cenar.
SEGUNDO DIA: Estuve bailando con el capitán del barco.
TERCER DIA: Al día siguiente de bailar con el capitán se me insinúo claramente y le dije definitivamente que no.
CUARTO DIA: Me amenazó el capitán que como no me acostara con él, hundía el barco y iban a morir más de 500 pasajeros que viajaban en el.
QUINTO DIA: Acabo de salvar a más de 500 personas de morir ahogadas.

Esto es un señor que se está en el puerto, y de pronto ve a alguien que se está ahogando.
- ¡Socorro! Sálveme, que me ahogo!
- Oiga y Ud. ¿cómo se llama?
- Me llamo José García, pero ¡sálveme, que me ahogo!
- ¿Y dónde trabaja?
- Trabajo en correos. ¡Pero sálveme!
Este deja al individuo ahogándose y se va a la oficina del correos.
- Hola. Vengo a solicitar el puesto de trabajo de José García que se ha ahogado.
- Lo siento pero ya ha sido adjudicado.
- Pero, ¿cómo va a estar adjudicado? Si se estaba ahogando...
- Ya se lo hemos dado a ese señor que fue el que lo empujó.

Un tipo que cae desde un décimo piso, todo el mundo acude al lugar del suceso y la gente preguntando qué ha sucedido. El tipo que acaba de caer se levanta del suelo y sacudiéndose la ropa, responde... 
- ¡No lo sé, recién acabo de llegar!

Se sube a una mujer muy, muy, muy gorda a una balanza de éstas que hablan y la balanza le dice: 

- Súbanse de uno en uno, por favor.

- ¿Cuál es el método anticonceptivo más popular?
- El dolor de cabeza.

- ¡Nunca deberías haberte muerto! - llora desconsoladamente un hombre sobre una tumba.
Al cabo de un rato se le acerca otro:
- Debe sobreponerse. Seguro que se trataba de un familiar muy querido, ¿tal vez su padre o madre?
- Ni uno ni otro. ¡Es el primer marido de mi mujer!

Un uruguayo entra en una farmacia en Méjico. 
- Hola, buenos días. Me da una aspirina. 
- Aquí en Méjico le decimos una Aspirinota y te la llevas rodando. 
- También quiero un jarabe para la tos. 
- Acá se dice Jarabote y viene en garrafa. 
- ¿Quieres algo más? 
- ¡¡¡No, los supositorios los compraré después!!! 

Están tres náufragos solos en una isla desierta y se encuentran una lámpara maravillosa. El genio les dice que les va a conceder un deseo a cada uno. El primero dice: 
- Deseo irme con mi familia y amigos. 
Y se lo concede. El segundo dice: 
- Deseo irme con mi familia y amigos. 
Y se le concede. El tercero, al ver que se había quedado solo dice: 
- Deseo que mis amigos regresen. 

- ¿Sabes que una señora logró tener un bebe aplicándose hormonas de mono? 
- Y ¿qué salió, nene o nena? 
- Todavía no saben, están esperando que la criatura se baje de la lámpara del sanatorio. 

Van dos niños caminando por la calle y uno le dice al otro: 
- Mi papá hizo una escalera que llega al sol. 
- Sí, pues mi papá encendió un cigarro con el sol. 
- ¿Y cómo hizo? 
- Se subió en la escalera de tu papá. 

Una muchacha que estaba aprendiendo a manejar moto, le cuenta a su amiga: 
- Mi novio perdió la cabeza por mí. 
- ¿Sí? ¿en un arranque de celos? 
- No .... en un arranque de la moto. 

Llama alguien por teléfono a una casa y dice: 
- ¿Está Consuelo? 
- Claro, con suelo, con paredes y con techo. 

Llama uno a una casa y dice: 
- ¿Está Conchita? 
- No, con Tarzán. 

Van a ejecutar a dos hombres condenados a muerte. El capitán les pregunta: 
- ¿Cuáles son sus últimos deseos? 
Y uno de ellos contesta: 
- A mí me gustaría escuchar algo de música clásica. 
- De acuerdo. ¿Y tú? 
- Por favor, que me maten a mí primero para no tener que escuchar la porquería que éste quiere oír. 

Una señora de unos 50 años de edad que visitaba una exposición de pintura contemplaba cada cuadro con admiración hasta que al llegar a uno de ellos preguntó indignada: 
- ¿Y a esto le llaman arte? 
y le contesta un edecán del lugar: 
- No señora, a eso le llaman espejo. 

Pregunta el sargento: 
- Necesito dos voluntarios que les guste la música, que den un paso al frente. 
Dan un paso al frente dos soldados. 
- A ver, a subir al quinto piso el piano de mi general. 

Los soldados están vigilando el fuerte y el vigía grita: 
- ¡VIENEN LOS INDIOS!, ¡VIENEN LOS INDIOS! 
El coronel pregunta: 
- ¿Vienen en son de guerra o de paz? 
- ¡Ay! Yo creo que vienen en son de fiesta, porque tienen la cara pintada, vienen bailando y con plumas en la cabeza. 

- Almirante, quince carabelas aproximándose. 
- ¿Una flota? 
- No, flotan las quince.

Conversa el padre con el DT del equipo: 
- ¿Y qué le parece mi hijo en el equipo? 
- Es un jugador muy prometedor. 
- ¿Es muy bueno? 
- ¡No, hace años que me viene prometiendo jugar mejor! 

- Me he tropezado con el Presidente de la Sociedad Protectora de Animales y me ha tratado como un perro. 
- ¿Cómo un perro? 
- Sí, ha sido muy amable conmigo. 

Un hombre en un compartimiento de tren: 

- ¡OH, se me ha dormido el pie!
Se quita el zapato para frotarse el pie, y el señor de al lado, medio mareado por el olor, le dice: 

- Perdone, ¿pero su pie en vez de estar dormido no estará muerto?

En unos grandes almacenes. 
- ¿Tienen ustedes juegos de cama? 
- Sí, naturalmente. 
- ¿Me da el reglamento? 

Dos prostitutas en una esquina en plenas fiestas navideñas. 
- Oye, Manolín, ¿tú que le pides a los Reyes Magos? 
- Yo, diez mil. Como a todos. 

La señora Mercedes increpaba, por puro placer, a un vagabundo que estaba mendigando en la calle. 
- ¿No le da vergüenza? Pedir limosna en vez de trabajar... 
- Oiga, yo le he pedido una limosna, no un consejo. 

Un hombre antes de casarse es un hombre incompleto, pero casado, es un hombre acabado. 

En los tiempos antiguos, un caballero se va a las cruzadas y se despide de sus familiares, amigos, diciéndoles:
- Como vuestras mercedes saben, me voy a luchar a Tierra Santa para mayor gloria de la cristiandad, y es muy posible que no vuelva. Esta es la llave del cinturón de castidad de mi esposa; si pasaren 10 años sin que supiereis nada de mi, tened la merced de dársela.
El caballero sale del castillo en su blanco corcel y apenas ha cruzado la puerta del castillo, un sirviente sale corriendo y le grita:
- Don Álvaro, noble señor, ¡gracias a Dios que le he alcanzado!, ¡¡nos ha dado la llave equivocada!!

Estaba un tipo con su perro, pidiendo limosna. Detrás de ellos tenía un letrero que decía: "Una limosna para el cieguito". Las personas pasaban, les daba pena y dejaban un dinerito.
Un ladrón que andaba por ahí, al ver el sombrero del viejo lleno de monedas, decidió arriesgar su suerte; pero, al poner la mano en el sombrero del hombre, éste agarra su bastón y se lo dobla en la mano del ladrón, que grita:
- ¡¡¡Ayyyy! ¿No es que vos sos ciego?...
- ¡¡No!!, ciego es el perro.

Dos socios acaban de contratar a una secretaria joven, de curvas extremadamente sensuales. Si bien ambos eran casados, empiezan a apostar a ver quién se la lleva primero a la cama.
Finalmente, el más joven de ellos consigue llevarla para un motel. El socio, luego, quiere saber qué pasó.
- ¿Y... qué tal? ¿Es buena de cama?
- ¡Ahhhh! responde desanimado el primero: mi mujer es mucho mejor.
Algunos días después, el otro consigue llevarla también para un motel. Por supuesto que el amigo quiere saber:
- Y... a vos, ¿cómo te fue?
- Vos tenías razón: tu mujer es mucho mejor.

Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa 
sin beberla, cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un 
solo trago. El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice:
- ¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahora le pido otra copa!
El señor le contesta:
- No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida. Primero, llego 
tarde al trabajo y me despiden. Luego, al llegar donde había dejado mi 
coche, veo que se lo habían robado. Camino a mi casa y veo a mí mujer con 
otro hombre, y me vengo para acá, y cuando por fin iba a terminar con todo 
esto, llega usted y se toma mi veneno.

Estaba una maestra jugando con sus pequeños alumnos en una guardería, cuando 
les interroga:
- A ver niños, ¿quién es más inteligente, los animales o los seres humanos?
Al fondo del salón, una pequeñita levanta la mano emocionadísima porque 
conocía la respuesta.
- Dime Lupita, ¿quién es más inteligente?
Lupita contesta con toda certeza:
- ¡Los animales, maestra!
La maestra, desconcertada por esa respuesta le cuestiona enfadada:
- ¿Por qué dices que los animales son más inteligentes que los seres humanos?
- Porque cuando le hablo a mi perrito, sí me entiende, pero cuando él me habla 
a mí, yo no puedo entenderle.

Un alumno de la Facultad de Derecho, rindiendo un examen oral:
-¿Qué es fraude? -pregunta el profesor.
- Es lo que usted pretende hacer conmigo.
- ¿Cómo? ¡Explíquese! -dice el profesor, muy indignado.
- Bien... -dice el alumno-: según el código penal "comete fraude todo aquel que se aprovecha de la ignorancia de otro para perjudicarlo".

- Che, ¿qué te pasó? ¿Quién te puso ese ojo negro?
- Una loca en el autobús...
-¿Y por qué, qué le hicistes?...
- Nada... ella venía amamantando a su hijo, yo la venía mirando tranquilamente... hasta que no aguanté más y le dije: Usted no me va a creer, pero su hijo me invitó a comer...

El instructor de la escuela de kamikazes a los alumnos:
- Presten atención porque solo voy a hacerlo una vez.

El boxeador estaba recibiendo una paliza monumental. Su segundo para darle ánimo al llegar al rincón le dice:
- Vamos arriba que no te tocó...
- ¿No me tocó? Entonces vigila al Juez, porque alguien me está reventando a trompadas...
La pelea se termina y el segundo reprochaba a su pupilo:
- Pero vos estás loco. ¿Por qué le pegastes al Juez cuándo te iba a declarar ganador?
- Porque me dijo que me iba a levantar la mano... Y a mí nadie me levanta la mano.

Cuando iba a una boda, todas mis tías y señoras mayores se me acercaban, tocándome el hombro entre risas, para decirme: 
- Ahh.. El siguiente eres tú, ¿verdad? 
Dejaron de molestarme, después de que empecé a decirles lo mismo, pero en los velorios...

Los Chinos comen muy pocas grasas y tienen menos ataques al corazón que los Ingleses o los Norteamericanos. 
Los Franceses comen muchas grasas y tienen menos ataques al corazón que los Ingleses o los Norteamericanos. 
Los Japoneses toman muy poco vino tinto y tienen menos ataques al corazón que los Ingleses o los Norteamericanos. 
Los Italianos toman mucho vino tinto y tienen menos ataques al corazón que los Ingleses o los Norteamericanos. 
Conclusión: Toma y come lo que quieras. 
Hablar en inglés es lo que te mata. 

Era un hombre tan vago, que cuando se murió sus amigos pusieron la siguiente inscripción en su tumba: "Aquí continúa descansando..." 

Un español se encuentra a un chino y dice:
- ¡Hola!
Y el chino dice:
- Las 12:30. 

La mamá a su hija:
- Hija, come tu comida, ya sabes lo que le pasa a las niñas que no comen.
A lo que la hija le responde:
- Sí, ya sé, se convierten en supermodelos.

Mi papá cree en la reencarnación, así que en su testamento se dejó todo a sí mismo.

Un pobre: 
-Me da $ 200.000 para tomarme un cafe? 
-Mira que un café no vale tanto? 
-Es que quería tomármelo en Brasil.

Llega al hombre a la farmacia y pregunta al farmacéutico:
-¿Tiene pastillas para los nervios?
-¡Sí, claro!
-¡Pues tómese tres, viejo: esto es un asalto!

Después de una sesión amorosa, el hombre se da la vuelta y sobre la mesita de noche ve
la foto de un hombre muy apuesto y el joven preocupado pregunta:
-¿Es tu esposo?
- No. Responde ella.
- ¿Tu novio, entonces?
- No, para nada", dice ella.
"Bueno, ¿quien es él entonces?", pregunta el muchacho.
Serenamente, ella responde:
- Soy yo antes de la operación.

Ring! Ring!
-¿Está, José María?
-No, éste es el numero de María José
-¡Perdón! he marcado el numero de teléfono al revés.


En cierta fiesta, algo concurrida, se acerca uno de los organizadores y le dice a su compañera:
- ¿Tu conoces a los de esa mesa contra la puerta?
- No.
- ¿Y a los que están en la esquina?
- No, tampoco.
-Déjame, que yo resuelvo esto
Acto seguido.. toma el micrófono y para la música.
A ver.. señores.. por favor.. pongan atención.
Pasen los invitados del novio al centro de la pista para unas fotos.
Enseguida se levantan varias personas.
Ahora pasen los invitados amigos de la novia al centro de la pista.
Enseguida se levantan otro grupo de personas y se unen con el resto.
Y dice el organizador:
"Ahora todos los que están en el centro se van porque este es un cumpleaños".

Pasa una muchacha bien gordita por la calle y unos tipos le gritan: 
Bombón!! Caramelo!! Dulce!!! 
Y la gordita emocionada contesta: 
-Gracias chicos!!! Nunca me habían dicho un piropo!! 
-¡No! Eso es lo que tienes que dejar de comer para no ser gorda!!! 

Se encontraba una noche el Conde Drácula muy atareado reparando su ataúd y gritó: 
-Igor!
-Dime señor, contestó Igor.
-Pásame el destornillador
En un rato llegó Igor con el encargo y Drácula grita: 
-Aaayyggh, ¡El de cruz no, estúpido!

Un hombre hacía un largo viaje cuando, después de haber manejado 14 horas, paró contra la banquina para echar un sueñito.-
De repente, lo despierta una persona golpeando la ventanilla:
- ¿Me podría decir la hora? -pregunta un sujeto.-
-. Son las cuatro y media, contesta él, volviéndose a dormir enseguida.-
Poco después fue despertado por otra persona, que le golpea la ventanilla:
- Señor: ¿Podría decirme qué hora es? -e dice un corredor-.-
- ¡Las cinco menos cuarto! - le contesta.-
Para evitar más preguntas escribe al dorso de un mapa "NO SE QUE HORA ES". Se relajó y volvió a dormir. Un poco mas tarde es despertado nuevamente con golpes en la ventanilla:
Media hora más tarde le golpean la ventanilla le dice una señora.
- ¡Son las cinco y cuarto! - 

José entra en un bar, empieza a hablar con una chica y tras un rato, la convence para irse con él a su casa.
En la casa toman unas copas, un poco de música... y al cabo de un rato se van al dormitorio.
Después de tener sexo sin protección ninguna el pregunta
- Oye, ¿tu no tendrás el Sida, verdad?
-No, hombre, quédate tranquilo.
- Menos mal. Es un alivio saberlo, porque la ultima chica lo tenia y no me lo dijo hasta el día siguiente.

Después de dos años de haber dejado la ciudad del interior para radicarse en la capital, la chica recibe la visita de sus padres en su lujoso departamento.-
-¡Hay m'hija, estoy orgullosa de ti! comenta la madre viendo tanto lujo.-
Y pensar que llegaste aquí, con una mano atrás y otra adelante ¿cómo lograste conseguir todo esto?
- Fue fácil, mamá: primero saqué la mano de adelante y después también la de atrás.-

María, se casó y tuvo 19 hijos. Poco después de que naciera su ultimo hijo, su marido murió, pasaron 2 semanas y ella también se muere 
- Por fin se juntaron, comenta una solterona a una amiga en el funeral.
-¿Quién la difunta y su esposo?
- No, las piernas de María.

Una chica le pregunta al novio: 
¿Qué te gusta más, mi belleza, mi sobrada inteligencia o mi sinceridad?
Y el chico le contesta: 
Tu sentido del humor, mi amor.

Oye, ¿Qué es peor, la ignorancia o el desinterés?
Ni lo sé, ni me importa. 

En medio del almuerzo del domingo, toda la familia reunida, la patrona, de clase media-alta, le grita a toda voz a la empleada:
- ¡María! ¡Ésta comida está horrible!
El marido, consternado, trata de calmarla; pero ella insiste:
- Creo que hasta yo soy mejor que usted en la cocina.
- Puede ser -contesta la empleada- pero sépa ¡que yo soy mucho mejor que usted en la cama!.
- ¿Queeeeee?...¡José... ! ¡Canalla... !.... Y cuando ya se preparaba a tirarle con la botella de vino a su marido, la empleada la interrumpe:
- ¡Cálmese señora! Su esposo no tiene nada que ver; el que me lo ha dicho es Mario, su chofer.

Un sujeto va a consultar a un curandero:
- Quisiera saber si puede deshacer una maldición que fue echada hace cuarenta años.
El curandero le dice:
- Puede ser, pero necesito saber las palabras exactas que fueron utilizadas en la maldición.
Y el sujeto contesta, sin titubear:
- "Yo los declaro marido y mujer".

Era en un fuerte del oeste americano:
- Capitán, capitán, que vienen los indios.
- ¿Y son amigos o enemigos?
- Pues tienen que ser amigos, porque vienen todos juntos.
Al rato vuelve de nuevo:
- Capitán, que vuelven los indios.
- Y esta vez, ¿vienen en son de paz o en son de guerra?
- Pues yo creo que van a un baile de disfraces, porque van todos pintados 
y con plumas..

En una fiesta a un visitante se le había caído un botón de la bragueta, la dueña de casa muy gentil le ofrece cosérselo que el joven no acepta. Ante la insistencia de la señora el joven aceptó, pero con tanta mala suerte que el marido entro a la pieza en el momento que ella cortaba el hilo con los dientes.

En la parada del 192 le preguntan al chofer:
-Señor, ¿va para el parque Rodó?
-Sí.
- ¡Que bien! Entonces siga y diviértase.

-Sí, Albert Einstein era muy listo pero también era muy feo. 
-Más feo era su hermano Frank. 

Estos eran unos náufragos que fueron a dar a una isla desierta. Como no tenían qué comer, decidieron echar a la suerte quién se sacrificaría para que los demás se lo pudieran comer. Pues resulta que se comieron a uno, y otro, y otro, y nadie llegaba a rescatarlos. Total que al final, sólo quedaban dos; un flaco, y un gordito. Echan suerte y pierde el gordito. Ya lo va a matar el otro, cuando se pone a gritar:
-¡No me mates! ¡No me mates! ¡Yo sé donde hay un montón de latas de sardinas escondidas! 
-¡Desgraciado! ¿Y por qué no nos habías dicho? 
-¡Es que a mí no me gustan las sardinas!

Un pescador, a un lugareño, cerca del lago:
-¿Se puede pescar aquí?
-¡Claro que sí!
-¿No será un delito?
-¿Delito dice? ¡Que va! ¡Será un milagro!

Adán: Eva, ¿me planchas la hoja que voy para una fiesta? 

Los puntos hicieron una fiesta y en una esquina estaba un punto todo triste y acongojado. Se le acercan sus amigos y le preguntan:
- Punto, ¿qué hace ahí todo triste? Vamos a bailar.
- No, lo que pasa es que yo soy un punto aparte.

Cayó un rayo por ahí cerca, y yo me asusté tantísimo que salí corriendo a gran velocidad. Entré a mi casa. Luego tocaron la puerta: era mi sombra que no había logrado alcanzarme.

-¿Me vende un kilo de leche?
-La leche no se pesa, ¡se mide!
-Entonces déme un metro!

Si tengo 40 manzanas en una mano y en la otra tengo 50, ¿qué tengo? 
Pues, ¡las manos muy grandes! 

-¿En tu colegio existe problema de drogas? 
-Sí, no se encuentra fácil. 

-¿De qué murió el señor que inventó la cama de piedra?
-De un almohadazo.

La maestra pasando lista:
-¿José González?
-Presente.
-¿Pedro Gómez?
-Presente.
-¿Orlando Trigo?
-Me pica el ombligo.
Al día siguiente pasa lista y dice:
-¿Orlando Trigo?
-Me pica el ombligo.
Entonces, la maestra piensa, mañana no me toma el pelo.
El próximo día dice:
-¿Trigo Orlando?
-Me sigo rascando.

Un joven que aspiraba a ser periodista envió al director de un semanario
un "trozo" para que fuera publicado, y rogaba al director que colocara
las comas que eventualmente faltarán, ya que había escrito muy de prisa.
El director, que además de las comas tuvo que rehacer el artículo
porque estaba lleno de disparates, responde de este modo al periodista
en ciernes: "En otra oportunidad, ¡envíeme sólo las comas porque el artículo lo escribo yo!"

Todo el mundo hoy día lee o envía un EMAIL, pero que pasaría si te digo que EMAIL nació hace más de 50 años en el Uruguay, ¡bueno! si no crees, click AQUÍ

Entra un tipo a la farmacia y dice: 
- Hay ampollas.
y el dependiente le responde:
- Bienvenido, mister Pollas.

Unos caníbales atrapan a un tipo en medio de la selva y le dicen que se lo van a comer y su piel la usarán para hacerse una canoa. Al rato ven al tipo metiéndose un cuchillo por todo el cuerpo y le preguntan... 
- ¿Pero qué haces, idiota? 
- Ustedes me comerán, pero de canoa no me van a usar.

Venían dos globos por el desierto, y uno le dice el otro:
- ¡Che, cuidate del cactus!
- ¿Qué cactussssssssssssssssssssssssssssss...?

Llega una nena de 5 años a un bar y le pide al mozo un vaso de vino.
- Nena, nosotros no vendemos bebidas a menores.
- Ya le dije un vaso de vino por favor, para olvidar mi problema.
- Nena, ¿qué problema podrás tener a esa edad? 
- No soy más virgen, desde esta mañana, no soy más virgen.
- Cómo, ¿qué te pasó? ¿Quién fue el desgraciado?
- Fue mi maestra, me sacó del pesebre.

El visitante a la prisión charlaba con uno de los reclusos. 
- Y ¿cuál es la causa de que esté usted aquí? 
- La competencia, che. 
- ¿La competencia? ¿Cuál?
- Es que yo hacía las mismas monedas que el gobierno.

Un padre y un hijo verdaderamente perezosos. 
El padre le dice al hijo: 
- Oye, asómate a la puerta para ver si está lloviendo. 
- Pero, papá. ¿Por qué mejor no llamas al perro para ver si entra mojado? 

Un cavernicolita hijo, le da las calificaciones a su padre que las lee y al rato dice: 
- Mira, que repitas caza, lo comprendo, porque eres pequeño y todavía no puedes con la lanza. Que repitas agricultura te lo paso, porque al principio cuesta trabajo agarrarle la onda. Que repitas pintura se perdona porque todavía eres pequeño y no coordinas, pero. Pero hijo, que repitas historia es de no creer, si recién se terminó de escribir la primera página.

Este es de un hombre feo, el más feo de los feos. El feo va un día a una agencia matrimonial, y mantiene la siguiente conversación con la secretaria: 
- Quiero encontrar una mujer para casarme. Tiene que ser muy, muy linda, y de familia rica. 
Al oírle decir esto, la empleada le mira extrañada y le contesta: 
- Una mujer de esas características que quiera contraer matrimonio con usted sería una verdadera tonta. 
A lo que el hombre replica: 
- Bueno, ese detalle me tiene sin cuidado.

Dice el empleado:
- Jefe, este mes me faltaron dos mil pesos en el sobre del salario. 
- Mire, Mario, el mes pasado, por error, le dimos dos mil pesos de más, ¿por qué no reclamó entonces? 
-Porque un error se deja pasar una vez, ¡pero dos no!

El nuevo empleado está con un paquete de papeles frente a la trituradora de papeles. Luce desconcertado, mira de un lado, para el otro. En eso pasa otro antiguo empleado y muy amablemente le ofrece ayuda y sin decir nada, le toma el paquete de papeles, los coloca en una ranura y FRRRRRRR!!!, se oye el sonido de los papeles cuando se hacen trizas. 
Cuando se para la máquina, el antiguo empleado le dice al otro:
- ¿Ves qué fácil? 
Y este le pregunta:
- Sí, y ahora ¿por dónde salen las fotocopias?

Un hombre, manejando pasa una luz roja. Un policía lo alcanza y lo detiene
- Su nombre por favor...
- ¡Ja, ja, y me río!
- ¡Pero, como se atreve! Contesta indignado el policía.
Y el hombre asustado repite, 
- ¡Ja, ja, ja, y me río, Ja, ja, y me río! 
El policía enojado saca su revólver y de dos disparos lo mata, toma la licencia de conducir de la mano del difunto y lee: 
Nombre: JAIME RIÓ. SEñAS PARTICULARES: TARTAMUDO

El padre le dice a su vástago: 
- Hijo mío, nunca pensé que tus estudios me salieran tan caros. 
Y el muchacho responde: 
- ¡Y eso que soy de los que estudian tan poco!

Le dice un sordo a un ciego:
-Puedes ver a la hormiguita durmiendo en la cima de esa montaña.
-No, pero oigo sus ronquidos. 

A un tipo le dijeron que su mujer lo estaba engañando con su mejor amigo. Fue y mató al perro. 

El niño caníbal llega al colegio con un niño pequeño y la maestra le pregunta:
¿Es tu hermanito?
No, Señorita, es mi almuerzo.

Una señora en el teléfono pregunta:
-¿Hola, hablo al Hospital de Niños?
-Ti, ¿qué quele? 

Un tipo llega a una casa de citas y pregunta:
-¿Cuánto cuesta una prostituta?
-Depende del tiempo.
-Bueno... supongamos que llueve. 

-¿A donde vas con ese saco de estiércol?
-A echárselo a las fresas.
-Pero también pruébalas con crema doble, que quedan muy ricas. 

La madre le pregunta a la hija:
- Cuéntame cómo te fue en la noche de bodas.
- Pues mal.
- ¿Por qué?
- Es que cuando le dije a Juan que era virgen el estúpido sé hincó y se puso a rezar.

Están un par de niños caníbales comiéndose un payaso. Uno le pregunta al otro:
-Oye, ¿no te sabe medio chistoso? 

-Te estás volviendo un apostador compulsivo.
-Cien pesos a que no. 

Si Santa Claus siempre sabe dónde encontrar los regalos adecuados para cada persona, los mejores precios y hasta los empaca de una forma maravillosa, hemos llegado a la conclusión que ¡Santa Claus es mujer! 

Iba mi primo Jesús caminando cuando tropezó con una piedra. Un niño lo vio y gritó:
-Llamen a la cruz roja.
Jesús se levanto y dijo:
-No, aquí no pasó nada. 

-¿Te cuento un chiste verde?
-¡Sí!
-Un loro comiendo una lechuga encima de una mesa de billares.

Pregunta el juez a la presunta prostituta:
¿Practica usted la prostitución?
No, señor juez. La practiqué hace mucho tiempo. Ahora la ejerzo. 

Diez hombres y una mujer están aferrados a una cuerda que cuelga de un helicóptero. El peso de 11 personas es demasiado para la cuerda, por lo que el grupo llega a la conclusión de que una persona debe soltarse. Al ver que nadie se anima, la mujer se ofrece a hacerlo. En un conmovedor discurso, les dice que se sacrificará para salvarlos, porque las mujeres son capaces de renunciar a todo por sus esposos e hijos. Cuando termina... todos los hombres le aplaudieron.

La primera vez que viajé en avión compré un seguro de vida y nombré a mi madre beneficiaria. Cuando llegué a mi casa, le entregué la póliza y le dije que ella era la beneficiaria en caso de que yo muriera. Se emocionó tanto, que al abrazarme entre sollozos, sólo atinó a decirme:
- Hijo mío, Dios quiera que no hayas hecho un gasto inútil.

Después de adquirir un abrigo de lana por $300, una mujer fue a otro almacén y se quedó atónita al ver un abrigo, al parecer idéntico, que se vendía por $32.30, de modo que corrió a quejarse al primer almacén.
- Pero, señora, aquélla es una imitación. No está hecha de pura lana virgen. 
- Por ese precio, ¡Qué me importa la vida privada de las ovejas!

En un examen de zoología, el profesor que es nuevo en esa escuela le entrega a un alumno una pata de pájaro y le dice:
- A la vista de esta extremidad, Ud. tiene que decirme la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada.
Y el alumno responde:
- Pero, ¿Cómo le voy a decir todo eso con sólo un hueso, ¿Ud. es idiota?
El profesor enojado responde:
- Está usted suspendido. A ver, dígame su nombre y apellido.
Y el alumno se quita un zapato, le enseña su pie desnudo y dice:
- Adivine...

El lobo sorprende a Caperucita en la mitad del bosque:
- Caperucita... ¿dónde vas?
- ¿Y a vos qué te importa?
- Vaya... cómo ha cambiado el cuento.

Al llegar a casa, una pareja sorprendió en su alcoba a un ladrón, el cual sacó una pistola y les dijo: 
-Como ya me vieron, voy a tener que matarlos. 
Le apuntó a la mujer y añadió: 
-Me gusta saber el nombre de mis víctimas. ¿Cómo se llama? 
-Isabel -respondió ella sin dejar de temblar. 
-¡Válgame! -exclamó el maleante. No puedo matarla porque se llama usted como mi difunta madre. 
Entonces le apuntó al marido y le preguntó cómo se llamaba. 
-Juan -contestó él, aterrado, -pero mis amigos me dicen Isabel.

Dicen que el dinero no da la felicidad, pero... que bien la imita.

Había tres tipos, uno se llamaba Nadie, otro Ninguno y otro Tarado.
Tarado le dice al comisario:
- Señor, Nadie se cayó al pozo y Ninguno lo está ayudando.
El comisario responde:
- ¿Usted es Tarado?
- ¡Sí, mucho gusto!

Pregunta la maestra: 
-A ver niños, ¡quién quiere completar el siguiente refrán?
-"OJO POR OJO..."
Y el sordo de la segunda fila rápido levanta la mano y dice la maestra: 
-"SESENTA Y CUATRO".

Conversan los niños:
- En casa tenemos un gato que dice miau.
- En casa tenemos un perro que dice guau.
- En casa tenemos un tarro que dice azúcar.

- Hola ¿está Cholo?
- No, estoy con mi cheñora.

Un día se encuentran dos muñequitos en una juguetería y uno le dice
al otro:
- Che, tanto tiempo... ¿cómo andas?
- A cuerda.

- Oye, te invito a una fiesta de 15 años.
- Bueno, pero yo a los tres meses me vuelvo.

Entra el sodero a la casa y le dice a la señora:
- ¿Soda?
- No, estoy con mi madido.

Dos comerciantes hablaban de sus respectivos negocios. 
-¿Te da resultado la publicidad? 
-¡Ya lo creo que sí! La semana pasada publicamos un anuncio solicitando un vigilante nocturno... y a la noche siguiente nos robaron.

Un vagabundo detiene a un hombre en la oscuridad de la noche y le dice:
-Disculpe usted, ¿Sería tan amable de ayudar a este pobre hambriento, que no tiene empleo, ni dinero, ni es dueño de nada, excepto de esta pistola?

El alcalde de una ciudad de cierto país en desarrollo invitó a cenar al alcalde de otro municipio. El invitado quedó muy impresionado por la opulencia de su anfitrión y le preguntó cómo se las arreglaba para darse tan buena vida. 
Señalando por la ventana una estructura distante, preguntó el primero,
-¿Ve ese puente? Pues me quedé con el cinco por ciento. 
El visitante volvió a su ciudad y seis meses después invitó al primer alcalde a conocer su nueva mansión. Éste también se quedó deslumbrado y le preguntó al otro cuál era el secreto de su repentina riqueza. 
-¿Ve ese puente?
-dijo el anfitrión, señalando por la ventana. 
-¿Cuál puente?
-Me quedé con el cien por ciento.

-Capitán, capitán, ¡¡nos hundimos!! 
-¡Cállese, imbécil! ¡Esto es un submarino! 

Un grupo de esclavos remaba en una galera.
- ¡Remen más fuerte! -les gritó el encargado de los esclavos.
-¡Uf! -protestan los esclavos agotados.
Entonces el encargado se acerca a ellos y les dice:
-¡Alto! Tengo dos noticias: Una buena y una mala. ¿Cuál quieren primero?
-¡La buena! ¡La buena!
-La buena es que viene el César, así que habrá ración doble de comida para todos.
-¡Bieeeen! Y la mala, ¿cuál es? 
-La mala es que viene a hacer esquí acuático.

- ¿Tiene tarjetas de San Valentín que digan: para mi único y verdadero amor?
- Sí, tenemos.
- Déme nueve, por favor.

Dos presos:
-Y vos, ¿por qué estás aquí?
-¡Porque no me dejan salir, tonto!

Eran dos señores buscando trabajo, ven un letrero que decía: "Se necesitan tres albañiles". 
Y uno dice: 
- ¡Que mala suerte, Pedro! Aquí se necesitan tres albañiles y nosotros somos dos.

En la boletería de la estación del tren:
- Señor ¿Me vende un boleto para Caracas?
A lo que el vendedor le responde:
- Estos son trenes locales, tenés que ir al aeropuerto internacional. 
Entonces el tipo se va hasta su compañero y le dice:
- Oye, Caracas, no hay boletos para vos, te tenés que ir a pie.

Está un señor conduciendo y se pasa una luz roja y se le acerca un oficial y le dice:
- Oiga, ¿Es que no se acaba de dar cuenta que acaba de pasar una luz roja?
A lo que el conductor le responde:
- Disculpe, oficial, lo que pasa es que soy daltónico.
Y el oficial responde:
- No me digas, ¿Es que acaso en Daltónica no hay semáforos?

-Dígame, ¿sabe usted cuándo se produjo la independencia de la India?
- Como no: cuando el hindú le concedió el divorcio. 

- ¿Qué gusto tiene la sal?
- ¿Sal fina o sal gruesa?...

- Oye, te vendo un auto.
- ¿Y para qué quiero un auto vendado?

- ¡Oye! ¡Te has comido toda la torta y no te acordaste de tu hermano!
- ¡Claro que me acordé! ¡Casi me atraganto creyendo que venía! 

-¿ Podría darme algo para comer? 
dice un mendigo a la puerta de una casa. 
- Veamos... ¿se comería una paella del día anterior? 
- Sí, claro que sí y muy agradecido! 
- Entonces vuelva mañana por aquí. 

- Niño, no comas más pasteles que vas a reventar.
- Bueno, dame otro y apártate.

- Señora, ¡dígale a su hijo que deje de imitarme!
- Niño, ¡deja ya de hacerte el idiota! 

El alpinista pregunta a un lugareño:
-¿Se caen a menudo los que intentan escalar ese pico? 
- No... con una vez tienen suficiente. 

Un tipo pescando en una playa. Se le acerca otro por detrás y se pone a verlo pescar. Pasa una hora y el hombre no se mueve del sitio. Pasa otra hora y el hombre allí, tieso. Pasa otra hora y el hombre que no se mueve. El pescador medio molesto lo mira de reojo. Pasa otra hora y sigue sin mover un dedo mirándolo pescar. Otra hora y sigue allí el pescador ya nervioso. 
Pasan tres horas más y el tipo que no se va y no se va. Así hasta que el pescador recoge y se va a marchar, y el tipo que sigue mirando. Va y le dice: 
-¿Qué, no le gusta la pesca? 
- Que va, que va. No tengo paciencia. 

- ¿Qué es alfalfa? 
-Es la primera letra del alfabeto griego pronunciada por un tartamudo. 

- Afuera está lloviendo.
- Pues dile que pase. 

- ¿Este avión es de carga o de pasajeros?
- De carga.
- Y ¿qué carga?
- Pasajeros. 

Era tan sólo una contorsionista, pero yo la amaba de todas formas. 

Un niño en una boda:
- Mamá, mamá, ¿por qué la novia va vestida de blanco?
- Pues... porque este es el día más feliz de su vida.
- Ah... y dime, ¿porque el novio va vestido de negro? 


- Papá, ¿por qué el gallo canta tan temprano?
- Porque más tarde las gallinas se despiertan y ya no consigue hacerse oír. 

Esto es un hombre que va conduciendo por una carretera cuando se da cuenta de que un coche de la policía le esta dando las luces, se estaciona. Se le acerca un policía con y le pregunta:
- ¿Sabía usted que su esposa se cayó del coche hace diez kilómetros?
- ¡OH, gracias a Dios! Creí que me había quedado sordo! 

- ¿Has oído el caso de esa mujer que se libro de 100 kilos de grasa inútil en una sola noche?
- No, ¿cómo lo hizo?
- Se divorció. 

- ¿Por qué es tan difícil encontrar hombres que sean sensibles, cariñosos, románticos y guapos?
- Porque los hombres así ya tienen novios. 

Le dice el dueño del hotel a un tipo que llega en busca de una habitación:
- Tome las llaves, pero le advierto que no sale de aquí si no me paga la pensión.
El tipo contesta:
- Un millón de gracias, señor. Al fin voy a tener un hogar para siempre. 

Un individuo decide suicidarse y se va al bosque, se sube a un árbol, ata una cuerda a la rama más gruesa, prepara el nudo corredizo, se lo pasa por el cuello y se deja caer.. Pero la cuerda se rompe y se viene al suelo.
- ¡Caramba! - exclama. Con esta cuerda casi me rompo un brazo. 

- Pues mi doctor me dijo que en dos semanas estaría en pie.
- Y lo consiguió?
- Ya te digo, tuve que vender el coche para poder pagarle. 

-En el mercadito: -¿Oiga, don Mario, tiene fruta seca? 
-Si, tengo. 
-Entonces métala adentro que esta por llover. 

En un entierro multitudinario, un transeúnte le pregunta a otro: 
-¿Ud. sabe quién es el muerto? 
a lo que responde: 
-Mire, no estoy muy seguro... pero creo que es él que está en el ataúd" 

¿Quién inventó las fracciones? 
- Enrique octavo. 

Un hombre va a una barbería y mandan al aprendiz que le afeite y le empieza a dar unos cortes que no te quiero contar, al cabo de un rato dice el cliente:
- Oiga, por favor, no tendrá otra navaja?
- ¿Es que esta no corta bien?
- No hijo, si es para defenderme.

El señor llama a su casa por teléfono y le pregunta a la sirvienta:
-¿ Ha llamado algún imbécil hoy, María?
- No señor, usted es el primero. 

Está un famoso compositor de música con su editor.
- Esta canción de cuna me tomó más de diez años componerla.
- ¿Ah, sí? ¿Qué es, muy larga, o muy complicada?
- No, es que cada vez que la repasaba, me quedaba dormido.


Al avión se le averió un motor en pleno vuelo y piloto ordenó a la tripulación hacer que los pasajeros se abrocharan los cinturones. Dejó pasar unos minutos y preguntó a una azafata si ya estaban todos listos. 
Esta respondió: 
- Sí, todos menos un abogado que sigue repartiendo sus tarjetas. 

Sentado debajo de un naranjo, estaba un tipo bien haragán, miró hacía el cielo y dijo:
- Dios... ¡envíame una naranja!
Al segundo, cae una naranja del árbol justo en la mano del haragán.
- ¡Pelada, Señor, la quería pelada! 

La secretaria le dice a su jefe:
- Tengo dos noticias, una buena y una mala.
- Dime primero la buena noticia. 
- Está bien, ¡no eres estéril! 

Caperucita en el bosque se encuentra con el lobo.
- Caperucita, Caperucita, ¿hacemos el amor?
- ¡Nooo! ¿Estás loco?
- Dale Caperucita, no seas mala.
- Te dije, que no.
- ¿Pero por qué?
- No, a mi mamá no le gustaría.
- Que va, si a su mamá le encantó. 
Y el lobo a la fuerza la viola 2 veces y cuando se está poniendo la piel para irse:
- Yo le voy a decir al guardabosque que me violaste 5 veces.
- ¡Mentira, sólo fueron dos!
- ¡Ah! pensás que ya te vas a ir, lobo malo.

- Señor, tenemos que darle una noticia buena y otra mala sobre su hijo.
- Dígame la mala primero. 
- Hemos descubierto que su hijo es homosexual. 
- ¡Qué mala suerte!, ¿Y cuál es la buena noticia?
- Que ha sido elegido "La reina del colegio". 

Le dice la madre a su hija: 
- ¿Cómo es qué dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio.
- ¡Ay, mami! La gente es muy chismosa: en primer lugar él se acuesta con cualquiera y en segundo lugar, él no es mi novio. 

La hija regresa a casa después de mucho tiempo de haberse ido; la mamá comienza a regañarla:
- ¿Dónde estuviste tanto tiempo, mala hija?, ¿por qué ni siquiera escribías? ¡No sabes cuanto he sufrido! 
La muchacha, llorando:
- ¡Perdón mamá!, Pero me he vuelto prostituta.
- ¿Cómo!? ¡Largo de aquí!, ¡Desvergonzada, mala hija!
- Mamá, sólo vine a traerte las escrituras de una casa que compré para ti.
- Hijita, ¿En que dijiste que te has convertido? 
- ¡En prostituta! 
-¡Ah, qué susto, yo había entendido "en protestante" 

Un tipo va en el coche con su hija cuando tiene un accidente y otro tipo le rompe un faro. Cuando el padre se va a bajar del coche, la niña le pregunta:
- ¿Dónde vas, papá?
- A pedirle el nombre de ese señor.
Al cabo de un rato, el padre se vuelve a meter en el coche y la hija le pregunta:
- Y ahora, ¿cómo te llamas?

El éxito es, definitivamente, cíclico. Miren sino:
A los 4 años, tener éxito es no hacerte pipí en los pantalones.
A los 12 años, tener éxito es tener amigos.
A los 20 años, tener éxito es tener relaciones sexuales.
A los 35 años, tener éxito es tener dinero.
A los 65 años, tener éxito es tener relaciones sexuales.
A los 75 años, tener éxito es tener amigos (vivos).
A los 85 años, tener éxito es no hacerte pipí en los pantalones.

- Oye, y ¿qué sabes de los hermanos siameses? 
- Ah, pues mira, se han ido a vivir a Inglaterra una temporada. 
- Y ¿eso? ¿Cómo ha sido? 
- Es que el de la derecha quería aprender a conducir. . 

Un hombre entra a una tienda de animales y pide 100 pollitos. Se los dan, y a la semana siguiente vuelve y pide otros 100 pollitos. Así, la escena se repite una y otra vez durante meses, hasta que un día el dueño no se aguanta más y le pregunta: 
- Perdón, pero... dígame una cosa, ¿qué hace usted con tantos pollitos? 
- Pues no sé si es que los planto mal o los riego poco, pero el caso es que se me mueren todos. 

Un joven le pregunta a otro que lleva paseando un perro: 
- Oye, ¿este perro permite que se le acerquen?
-¡Claro! Si no, a quién va a morder.

Estaban todo los pasajeros de un avión listos para despegar cuando ven que el piloto subió al avión con gafas oscuras y un bastón de ciego. Comenzaron los comentarios "debe ser una broma de la aerolínea" decían, hasta que vieron llegar al copiloto con un perro guía, entonces la gente empezó a preocuparse y a sonreír nerviosamente. Cerraron las puertas y el avión comenzó el carreteo, por experiencia algunos se dieron cuenta que el avión no despego dónde debía hacerlo y comenzaron a asustarse hasta más o menos 10 metros antes del final de la pista cuando todos los pasajeros gritaron desesperados, fue en ese momento que el avión levanto vuelo. En la cabina le dice el piloto al copiloto: 
- Ya te lo he dicho, ¡va a llegar un día en que estos histéricos no griten y nos vamos a matar todos!

Estaba un hombre perdido en el desierto ya hacía muchos días. Estaba que se moría de sed cuando a lo lejos vio un señor... ya cuando se acercó le pidió un traguito de agua y el señor se negó, le dijo que sólo le podía vender una corbata. - ¿Corbata?, para qué quiero una corbata, yo ¡¡lo único que quiero es agua, agua, agua!! 
- Bueno, si no quiere comprar una corbata se va a arrepentir, hay agua, para allá adelante. 
El hombre ya casi muerto de sed se fue casi arrastrando buscando agua, cuando a lo lejos vio un lugar que decía "BAR" y empezó a correr lo más rápido que pudo. Cuando llegó un señor en la puerta le preguntó qué se le ofrece.
- Disculpe señor, pero aquí no entra sin corbata. 

- Así que después de haberte metido a la casa y robado $20.000, ¿regresaste y te llevaste las joyas y los cuadros de arte de la familia?
-Sí, fue cuando me puse a pensar que el dinero solo, no trae la felicidad.

Una mujer un buen día conoce a un hombre en un bar, y terminan yendo a la casa del hombre. Cuando entra al dormitorio, ella ve que está completamente lleno de ositos de peluche. Cientos de pequeños ositos, ositos de tamaño medio y ositos de tamaño gigante. La mujer se sorprende de que un hombre tenga una colección de ositos de peluche, especialmente una tan grande, pero decide no mencionarlo. Se gira hacia él... se besan... y se arrancan la ropa y hacen el amor.
Después de una intensa noche de pasión, él le sonríe y le dice:
-Ahora puedes elegir cualquier premio de la estantería inferior.

Un ciego le dice a otro:
- Che... ¿me prestas plata?
- Bueno, pero ¿cuándo me la vas a devolver?
- Y... cuando nos volvamos a ver.

- General, se nos escapó el prisionero. 
El general bien enojado y furioso le pega al escritorio con su mano y dice: 
- ¡Cómo que se les escapó¡, ¿que no les había dicho que vigilaran todas las salidas?
- ¡Sí general, pero este se nos escapo por una entrada! 

Un hombre visita a su vecina. La mujer está llorando porque su madre había muerto. El hombre la consuela, le prepara café, y luego se marcha. Al día siguiente, vuelve el hombre a casa de la mujer y la encuentra nuevamente llorando. 
- ¿Qué pasa ahora?.
- Es que acabo de hablar por teléfono con mi hermana, y me dijo que su madre también había muerto!

Iban Frankestein y Drácula en el coche a toda velocidad, y Drácula dijo:
- Franky, la viejita.
Franky no hizo caso y siguió a toda velocidad, le volvió a advertir, pero gritando:
- ¡Franky, la viejita!
Franky pasa y atropella a la viejita, y Drácula le dice: 
- Ay Franky, ya me tranquilizaste, pensé que no la habías visto.

- Y si usted dice que se encontró en la calle la pulsera de oro y diamantes, ¿por qué no la llevó a la policía?
- Porque decía, "tuya para siempre".

- Los enemigos vienen a atacar.
- ¿Cuántos son, soldado? -
- 1001comandante. 
- Y ¿cómo sabe que son 1001 exactamente?
- Es que viene uno adelante y como mil atrás.

En un entierro multitudinario, un transeúnte le pregunta a otro:
- ¿Ud. sabe quién es el muerto?
- Mire, no estoy muy seguro... pero creo que es él que está en la caja.

Le pregunta un gerente de ventas a un solicitante de empleo:
- ¿Tiene experiencia como vendedor, señor? 
- Sí, claro. Vendí mi casa, mi coche, el piano y casi todas las joyas de mi esposa. 

Se encuentra un hombre caminando de noche por la carretera y estaba cayendo una tremenda tormenta, cuando de repente vio que venía un auto, y se detiene. El señor sin dudarlo se sube al carro y cierra la puerta, cuando de repente se da cuenta que nadie viene manejándolo, Cuando al llegar a una curva se abre la puerta del chofer, entra una mano y mueve el volante, y así le sucede repetidas veces hasta que el señor no aguanta más. Se baja y se va corriendo hasta el pueblo más cercano, entra a la cantina y cuenta lo que le sucedió. Como a la media hora, llegan dos tipos todos mojados y le dice uno al otro: 
-Mira Mario, allá esta el tipo que se subió al carro cuando lo veníamos empujando.

Va un hombre caminando en el hospital, y por el pasillo viene una enfermera muy bonita y le dice: 
-¡Cómo quisiera enfermarme para que me atienda Usted!
-Realmente va a tener que ser una enfermedad muy rara, porque soy partera!

Un señor toma asiento ante la mesa de la bola de cristal, y la adivinadora le dice:
- Veo que tiene dos hijos. 
- Eso es lo que usted cree - responde el hombre - Yo tengo tres hijos. 
La adivinadora se sonríe y replica a su vez: 
- ¡Eso es lo que usted cree! 

Le comenta un tipo a alguien en una boda:
- Oiga, ya se fijó que la novia es bastante horrible, la pobre.
- Óigame ¿qué le pasa?, ¡No se exprese así que es mi hija!
- Ay! Usted perdone, no pensé que usted fuera el papá.
- No soy el papá... soy la mamá.

-Capitán, capitán, ¡¡nos hundimos!! 
-¡Cállese, imbécil! ¡Esto es un submarino! 

Dos presos:
-Y vos, ¿por qué estás aquí?
-¡Porque no me dejan salir, tonto!

Eran dos señores buscando trabajo, ven un letrero que decía: "Se necesitan tres albañiles". 
Y uno dice: 
- ¡Que mala suerte, Pedro! Aquí se necesitan tres albañiles y nosotros somos dos.

En la boletería de la estación del tren:
- Señor ¿Me vende un boleto para Caracas?
A lo que el vendedor le responde:
- Estos son trenes locales, tenés que ir al aeropuerto internacional. 
Entonces el tipo se va hasta su compañero y le dice:
- Oye, Caracas, no hay boletos para vos, te tenés que ir a pie.

Está un señor conduciendo y se pasa una luz roja y se le acerca un oficial y le dice:
- Oiga, ¿Es que no se acaba de dar cuenta que acaba de pasar una luz roja?
A lo que el conductor le responde:
- Disculpe, oficial, lo que pasa es que soy daltónico.
Y el oficial responde:
- No me digas, ¿Es que acaso en Daltónica no hay semáforos?

-Dígame, ¿sabe usted cuándo se produjo la independencia de la India?
- Como no: cuando el hindú le concedió el divorcio. 

Dos amigas están bronceándose en la playa y una le dice a la otra:
- Mira, ¡tu marido con esa joven!

- ¿Qué gusto tiene la sal?
- ¿Sal fina o sal gruesa?...

- Oye, te vendo un auto.
- ¿Y para qué quiero un auto vendado?

- ¡Oye! ¡Te has comido toda la torta y no te acordaste de tu hermano!
- ¡Claro que me acordé! ¡Casi me atraganto creyendo que venía! 

Resulta ser que iba un camionero sin documentos por la calle, de repente pasa una luz roja y lo detiene un policía: 
- ¿Papeles señor? 
- No tengo papeles, señor oficial. 
- ¿Cómo es posible?, esto no se puede quedar así, esto es completamente ilegal, a ver, dígame su nombre.
- Derrythggjikinlo Vikklogynmju. 
- Mmmmmmm, pues este......, lo paso sólo por esta vez, pero no lo vuelva a hacer. 

La policía detiene a un presunto ladrón, para hacerlo declarar, lo cuelga de los pies y le introduce la cabeza por varios segundos en una pileta con agua, interrogándolo: 
- ¿En dónde está el dinero? Dime, ¿dónde está el dinero? 
Y así continua la tortura hasta que el detenido les dice a gritos: 
- Busquen a otro buzo, porque yo no lo encuentro. 

Erase una vez 2 niños, uno rico y el otro pobre; el rico le dice al pobre: 
- En mi casa se come a la carta, pides lo que que quieras comer. 
- En mi casa también comemos a la carta, ¡él que saca la mayor es él que come! 

Un asmático, sube con problemas 5 pisos, llama a la puerta y le abren. 
- Doctor, tengo mucha asma, ¿qué me recomienda? 
- Fácil: no fume, no beba, descanse y cómprese unos lentes. 
- Y ¿qué tienen que ver los lentes con el asma? 
- Son para que encuentre la casa del doctor, que está abajo, yo soy albañil. 

Erase un militar que se encontraba en una tienda con el fin de comprar un traje camuflado y le pregunto al encargado si tenían trajes camuflados, este le respondió: 
- Sí tenemos, pero llevamos como tres meses buscándolos. 


Van dos personas por el desierto. Una lleva una cantimplora y la otra una puerta de un coche. 
La que lleva la puerta le pregunta a la otra: 
- Oye, y tú ¿por qué llevas una cantimplora? 
- Cuando tengo sed, bebo. 
- Ahhh. 
- Y tú ¿por qué llevas una puerta? 
- Es que así, cuando tengo calor, la abro. 

-Buenos días señora. ¿Qué desea? 
-Quiero zapatos de cocodrilo. 
-Muy bien, señora. ¿Qué número calza su cocodrilo? 

Oye, ¡Tengo una adivinanza! 
- ¿A ver? ¡Me encantan las adivinanzas! 
- ¡Amarilla por fuera, blanca por dentro, y en el centro, varias semillas de pera! 

 

 

- ¿Cuál es el santo de los perros?
- San Bernardo.

- ¿Cuál es el santo más fuerte?
- San Son.

- ¿Cuál es el colmo de una valija?
- Pedir vacaciones, porque está cansada de tanto viajar.

- ¿Cuál es el vegetal más chistoso? 
- ¡Él ajó, jo jo jo jo!

- ¿Cuál es el último animal? 
- El del-fin.

- ¿Cuál fue el primer panadero de la Biblia? 

 

- Moisés, porque movió las grandes masas. 

- ¿Cuál es el santo más patón?
- Zancudo.

- ¿Cuál es el santo más pequeñito?
- San Tito.

- ¿Cuál es la sal que más mal huele? 
- La sal pargatas.

- ¿Cuál fue el único animal que entró sin pareja al arca de Noe? 
- La solitaria. 

- ¿Cuál es el santo de los gatos?
- San Silvestre.

- ¿Cuál es el santo de los vampiros?
- San Gregorio.

- ¿Cuál es el jugador de fútbol favorito de Batman?
- Batistuta.

- ¿Cuál es la planta que camina?
- La planta de los pies.

- ¿Cuál es el único labio que vuela?
- La avio neta.

- ¿Cuál es el animal que es un mueble y también tiene

    el nombre de otro animal?
- El cama-león.

- ¿Cuál es tu nombre de pila? 
- Energizer.

- ¿Cuál es la diferencia entre un elefante y un tomate?
- No sé, ¿cual?
- Deberías de saberlo.

- ¿Cuál es el nombre más cariñoso del mundo? 
- OS-AMA BIN LADEN 

- ¿Cuál es el animal que tiene los pies en la cabeza?
- El piojo. 

- ¿Cuál es el lápiz que mata?
- Lapis.....tola.

- ¿Cuál es el primo músico de James Bond? 

- Trom Bond.