Juana de Ibarbourou

 

 

 

 

AMÉMONOS

 

Bajo las alas de este laurel florido

Amémonos. El viejo y eterno lampadario

De la luna ha encendido su fulgor milenario

Y este rincón de hierba tiene calor de nido. 

.... Amémonos. Acaso haya un fauno escondido

Junto al tronco del dulce laurel hospitalario

Y llore al encontrarse sin amor, solitario, 

Mirando nuestro idilio frente al prado dormido. 

 

... Amémonos. la noche clara, amorosa y mística, 

Tiene no sé qué suave dulzura cabalística. 

Somos grandes y solos sobre la haz de los campos. 

 

... Y se aman las luciérnagas entre nuestros cabellos, 

Con estremecimientos breves como destellos

De vagas esmeraldas y extraños crisolampos.