Juana de Ibarbourou

 

 

 

 

DESCANSO

 

Delicia, delicia de la casa en sombra,

De la casa fresca bajo la canícula,

De la mecedora y el libro en la verde

Penumbra del patio techado de parras

Donde runrunean avispas glotonas

Y toda la siesta canta una chicharra.

Y luego, ¡delicia del sueño que afloja

La loca y eterna tensión de mis nervios!